Kiko Matamoros: su objetivo tras la batalla judicial con Makoke

El colaborador ha vuelto a hablar del distanciamiento con su hija Ana Matamoros, a punto de derrumbarse de nuevo

kiko matamoros batalla judicial makoke

Kiko Matamoros hoy en Sálvame Diario hablando sobre el conflicto con su hija Anita.

G.G.P.

Kiko Matamoros ha seguido respondiendo hoy a la polémica que se desató cuando se derrumbó en Sálvame Diario por el distanciamiento con su hija. Además, Makoke se encargó de responderle, agrandando aun más la presión mediática. Hoy, Kiko se ha encargado de explicar cual es su objetivo cuando la batalla judicial que tiene con Makoke termine, además de contar uno de los episodios en los que más dolido se ha sentido con su hija.

Laura Fa le ha sugerido en la tertulia si no sería adecuado dejar los problemas a un lado para propiciar un acercamiento con su hija Ana Matamoros, pero él no lo ve claro. Además, ha explicado que tal vez eso podrá suceder cuando los litigios que tiene abiertos sean resueltos por la justicia: “Lo he dicho antes y lo vuelvo a repetir,  estoy esperando a poder ir a ver a mi hija con una verdad judicial”. No obstante, el colaborador no ha podido dar más detalles.

Kiko Matamoros se abre y cuenta un momento muy doloroso de su vida

Kiko Matamoros, además, ha narrado como nunca antes uno de los episodios más dolorosos que habría vivido y que le han alejado de su hija. La influencer subió una fotografía en el barco del padre de su hermano Javier Tudela, junto a él y unos amigos, algo que molestó mucho al colaborador. “Cuando se sube por primera vez a ese barco y sube una foto a Instagram, yo llamo a mi hija y le digo lo mucho que me molesta verla ahí subida, porque cuando Makoke estaba embarazada de Ana, de mi hija, el padre de Javier Tudela, con la puerta de un coche le aplastó el vientre. Mi hija tenía 4 meses en ese momento de gestación, podría haber sufrido lesiones irreversibles”.

Así empieza Kiko Matamoros a distanciarse de su hija

Tras relatar este capítulo el colaborador no podía continuar. La voz le ha temblado y ha estado a punto de romperse de nuevo en directo, tal y como le sucedió la semana pasada en Sálvame Diario. “Esos hechos están juzgados y condenados, por lo tanto no estoy contando ninguna historia de chinos. Creo que ella no lo sabía. Una vez que se lo cuento, a los tres meses vuelve a subir una publicación en ese barco en compañía de su hermano y no sé quien más. Ahí ya no le escribí más, ahí empieza el primer problema serio con mi hija”.