Kiko Matamoros se emociona como nunca recordando a sus padres

El colaborador ha reflexionado sobre la relación con su hija Ana Matamoros recordando la suya con sus padres

kiko matamoros emociona hablando padres

Kiko Matamoros, esta tarde en los pasillos de Telecinco.

G.G.P.

Kiko Matamoros está atravesando unos de sus días más sensibles desde que está en televisión. El colaborador, en pleno distanciamiento con su hija Anita Matamoros, se rompió ayer en directo al hablar del tema. Hoy, abordando lo sucedido, y muy tocado todavía a nivel emocional, miraba unas fotografías de su hija y no podía evitar recordar a sus padres.

Me acuerdo mucho de mi padre porque es idéntica a él, la gente se confunde, dice que se parece a Makoke, pero es igual que mi padre. Es como él en mujer”, ha explicado refiriéndose a las fotografías de Anita Matamoros. Además, ha contado que su hija no sólo se parecería a él en lo físico, sino también en la forma de ser: “Con él también tuve mis más y mis menos, y a lo mejor, el carácter es el de mi padre”, ha reconocido.

Kiko Matamoros no se siente bien con lo que sucedió ayer en Sálvame. Hablar de su hija Ana le hizo abandonar el plató entre lágrimas, algo bien extraño tratándose de uno de los colaboradores más duros del programa: “Me arrepiento de haber abierto la boca, a mi personalmente no me aporta nada bueno y debería ser un poco más cometido, pero no aprendo”.

Kiko Matamoros, desesperanzado en su conflicto con Anita Matamoros

Esperanzas no tengo muchas”, ha explicado en referencia al conflicto con su hija, de la que lleva más de dos años distanciado. “Me da más pena por ella que por mi”, ha confesado. Y es que Kiko Matamoros siente que Ana se arrepentirá de haber perdido todo este tiempo, y que echará de menos a su figura paterna.

El lado más tierno de Kiko Matamoros: así recuerda a su madre

Lo mismo le sucede a él con su madre, a la que echa muchísimo de menos. “Hubo un momento que aun queriéndolo no podía”, ha contado refiriéndose a hablar con su madre, quien enfermó de demencia y cáncer. Además, ha recordado con mucho cariño el día en que presentó a su madre a Anita cuando era tan solo un bebé: su madre no recordaba que iba a tener una nieta y Kiko bromeó con ella que se la había encontrado por la calle.