Lolita Flores, sobre el confinamiento: “los españoles nos hemos portado divinamente”

La artista ha reinvindicado el papel de la cultura en la pandemia y su recuperación

Lolita en Sábado Deluxe

Gemma Gómez i Padial

“Me encanta quejarme de mi trabajo”, confesaba Lolita Flores tras contar lo mucho que echaba de menos quejarse tras realizar muchos viajes por trabajo seguidos, o después de un doblete o triplete en el teatro. Dice que cuando trabajas mucho, estar en casa sabe mejor. Así ha contado su confinamiento la artista esta noche en Sábado Deluxe.

“Me quería sentir útil y viva”, explicaba Lolita, que ha pasado la cuarentena con su hijo con el que se ha reído mucho y que hasta la ha visto con alguna copa que otra de más. “Mis hijos me tienen que ver como soy”, confesaba con el sentido de humor que la caracteriza. Pese a haberlo intentado con la pintura y haber sufrido los ya conocidísimos desbarajustes de horarios y comidas fruto del confinamiento, “zapatero a sus zapatos”, ha expuesto, anunciando que en estas semanas en casa decidió abrir su propia productora ‘Lerele producción’, con la que ha terminado una obra de teatro que se estrenará el próximo 15 de julio en el Teatro Galileo dirigida por Juan Carlos Rubio, una comedia que sucede en un ascensor parado.

Reivindicando la cultura

Lolita ha aprovechado para reivindicar el sector de la cultura, algo que también ha hecho a lo largo de la cuarentena uniéndose al apagón cultural digital propuesto para los día 10 y 11 de abril en redes sociales para demandar medidas de rescate económico para el sector al Ministerio de Cultura y Deporte y también respondió su momento a la famosa polémica de los ‘Titiriteros’ a raíz de un video que VOX difundió por sus redes sociales.

“Nos llaman cómicos, estoy muy orgullosa de ellos. Los niños desde pequeños deberían empezar a amar lo que es la cultura de nuestro país, consumimos muchísima cultura extranjera pero tenemos que apreciar lo que tenemos en España, somos muy buenos en todo”, ha expuesto Lolita, que además de estar orgullosa de su profesión, también lo está de la ciudadanía española en general: “los españoles nos hemos portado divinamente”.

Lola Flores, “un árbol que hace sombra”

Lolita ha sentido miedo porque además de su edad es fumadora, pero ha confesado que no puede dejar que este la paralice, ya que varias personas dependen económicamente de ella y de su actividad profesional.  Flores siente que a pesar de verse más reconocida musicalmente en Latinoamérica que aquí, los años le han servido para cosechar éxitos. Los motivos de que aquí se la quiera más por su faceta como actriz los atribuye a que durante mucho tiempo, su pronta carrera musical se vio afectada por la sombra de Lola Flores, su madre: “era un árbol muy grande que hacía sombra sin querer a todos los que estuvieran al lado”, ha explicado.

Además, ha confesado que la juventud con la que inició su carrera musical le hizo tomar decisiones algo inmaduras, como por ejemplo, descuidar la promoción de sus discos en medios de comunicación y tener otras prioridades vitales: “a lo mejor me llamaban de una radio y como no tenia necesidad de ganar dinero, no iba”, confesaba. También ha explicado que es un terreno en el que en sus inicios no se sentía del todo cómoda: “me cortaba con los gestos por si me decían que me parezco a mi madre en esto o en lo otro”, ha explicado sobre sus actuaciones.

Un mensaje para Mila Ximénez

Lolita Flores también ha tenido un recuerdo para su amiga Mila Ximénez, sobre la que ha explicado, cree que es “una superviviente” y que “ha salido adelante después de cosas peores en su vida”, haciendo referencia a la noticia que nos ha consternado a todos de que Ximénez padece cáncer de pulmón. Lolita le guarda un gran cariño a Mila puesto que habrían pasado mucho tiempo juntas: “salíamos a fiestas y venia muchísimo a mi casa, a mi hermano le encantaba”, ha contado sobre aquella época.