Paz Padilla afronta sus Navidades más difíciles con una bonita reflexión

La presentadora de Sálvame ha desvelado su nuevo proyecto

Paz Padilla

Paz Padilla saca el lado optimista que la caracteriza en estos duros momentos.

S.C.P.

Paz Padilla se despide de 2020 y afronta esta Navidad con el optimismo que la caracteriza, a pesar de que en los últimos meses ha pasado por momentos muy duros, como la pérdida de su madre en febrero y de su marido, Antonio Vidal, que falleció el pasado mes de julio a causa de un cáncer.

La presentadora de Sálvame quiso enviar ayer un mensaje de ánimo a todos los espectadores que también han sufrido las consecuencias de este duro año: "Tenemos que tener ganas de superar la adversidad y pensar que la vida va a continuar por muy fuertes que sean los golpes".

Y es que para todos han sido unos meses difíciles a causa de la pandemia, pero para Paz es momento de ser feliz: "Lo importante es estar aquí, que tengamos ganas de ser felices... Habrá momentos para todo"

Paz Padilla presentadora
Paz Padilla, muy optimista en Sálvame.

Paz Padilla desvela su nuevo proyecto

La presentadora de Sálvame, que planta cara a las desgracias bailando y con mucho humor, explicó en su programa que, cuando alguien le cuenta lo mal que lo ha pasado durante la pandemia, ella lo tiene claro: "Les digo ¿Quieres mi año? Yo no lo voy a poder olvidar nunca. Yo no lo veo como un año horrible, cuando la vida golpea, no sabe qué año es" y ha añadido que "¿tú crees que mi vida va a ser diferente el 1 de enero?".

Después de todo lo que ha pasado en esta etapa tan dura, Paz Padilla ha querido volcarlo en un nuevo proyecto: la actriz está escribiendo un libro que pretende ayudar a personas que están en una situación similar a la que ella ha pasado, ya sea padecer la enfermedad o acompañar a una persona enferma. 

Y es que, a pesar de que en sus redes sociales siempre la veamos bailando y sonriendo, "tengo dolor en el alma", confesó. "Hay que aceptar el cambio, cuando no opones resistencia al cambio, todo fluye. Este año he aprendido a lo que venimos aquí, la lección más importante de la vida, a amar", reflexionó.