Elena Rodríguez y Ana María Aldón reciben una emotiva sorpresa por el día de la madre

El acercamiento entre Aitor y Adara, hijos de Elena, ha sido el mejor regalo para ella en este día

Ana María Aldón y Elena Rodríguez reciben una emotiva sorpresa por el Día de la Madre

Ana María Aldón y Elena Rodríguez reciben una emotiva sorpresa por el Día de la Madre

Gemma Gómez i Padial

Las mamás Supervivientes han recibido una entrañable sorpresa por el día de la madre. Ana María Aldón ha recibido un mensaje de su hijo José María y su hija Gemma, y Elena Rodríguez ha tenido noticias de Adara y Aitor, sus dos hijos.

Las concursantes ya estaban nerviosas y con la lágrima preparada cuando Lara Álvarez las ha apartado en la playa del resto de concursantes, oliéndose que algo muy especial se iba a venir para ellas.

 

La fotografía más esperada

Para Ana María Aldón, lo más importante era saber algo de su madre, su hija o su hijo, tal y como le ha comentado a Lara al inicio de la conexión. Y sus deseos se han hecho realidad. Un mensaje de José María, su hijo en común con el torero José Ortega Cano, ha hecho las delicias de Aldón. “Eres lo más grande que me ha dado esta vida”, respondía entre lágrimas al mensaje de su hijo pequeño. “¡Nos vamos a Disneyland París!”, ha añadido la mujer de Ortega Cano, que no para de hacer planes para su vuelta a España.

Además, Ana María ha podido ver una fotografía de su hijo, del que ya llevaba días comentando que ya no se acordaba de su cara, que la veía “pixelada”. Al ver que otros concursantes, como Hugo Sierra, habían recibido fotografías de sus hijos o novedades del exterior, Ana María había lanzado esta indirecta a la organización que evidentemente, se ha podido cumplir en el día de la madre.

 

El mejor regalo para Elena

Elena Rodríguez no podía ser menos. La otra mamá entre los Supervivientes ha recibido un mensaje de su hija Adara y de su hijo Aitor. Este último le decía a su madre “estoy muy sorprendido y te idolatro por el concurso que estás haciendo y por la clase que tienes”, a lo que Elena ha querido responder “nada de lo que has hecho ha sido culpa tuya hijo, ha sido culpa mía por no haber sido más fuerte, te quiero mucho”.

Por su lado, Adara ha enviado otro mensaje de audio a Elena: “me encantaría estar contigo pero estoy muy feliz de ver que cumples tu sueño, ahora que no estás te valoro muchísimo más, te echo de menos y te pienso cada día”. Además, ha lanzado un mensaje tranquilizador y de ánimo a su madre “tu cabeza te va a llevar más lejos que tu físico, eres una guerrera”, tal vez haciendo referencia a los complejos que ha contado su madre en alguna que otra ocasión que tiene.

Por último, el regalo más grande para Elena estaba también en el audio de Adara: “Aitor y yo te esperamos a la vuelta para que podamos comer juntos todo lo que no has comido”, confirmando un acercamiento entre hermanos, algo que ha martirizado a Elena durante mucho tiempo, sintiéndose culpable por la mala relación entre los hermanos.