Hugo Sierra insinúa que Elena es una mala abuela y provoca el distanciamiento definitivo entre ellos

No ha sido una semana fácil para Hugo Sierra cuya relación con Ivana Icardi también podría estar rota

Hugo Sierra en su semana más difícil

Hugo Sierra en su semana más difícil

Gemma Gómez i Padial

En la semana en que Adara Molinero ha confesado tener una nueva ilusión, su madre Elena Rodríguez, en Honduras, parece haber roto definitivamente con su ex yerno Hugo Sierra.

La concursante no perdona a Hugo Sierra que le dijera en la pasada gala que no es una buena abuela, refiriéndose a la atención que esta habría dado al hijo que tienen en común con Adara. Además, la acusó de no visitar lo suficiente a su nieto, refiriéndose a la época en la que Adara estaba en Gran Hermano VIP.

Posteriormente, en la playa, Elena Rodríguez parece haber tirado la toalla con este asunto y le explicaba a Yiya que estas habían sido las declaraciones que más le habían dolido: “cuando mi hija hizo el programa yo trabajaba y dormía dos o tres horas solamente por tal de ir a plató a defenderla” a lo que ha añadido que con su sueldo, ir constantemente a Palma a visitar a su nieto “era un exceso” a nivel económico que no siempre podía permitirse.

 

Una relación ya quemada

Además, Elena explicaba las actitudes que le han ido cansando de Hugo Sierra: que cuando iba a Palma no la recogiera en el aeropuerto, o sus desplantes, cuando a veces no se despertaba ni siquiera para abrirle la puerta. Además, se ha mostrado muy dolida por la actitud de Sierra a la salida de Adara de Gran Hermano: “ella tuvo que estar tres días en Madrid y ni siquiera trajo a su hijo para que lo viera”. Además, Hugo la habría amenazado con no dejarla entrar en casa a su vuelta, en una supuesta venganza por todo lo sucedido con Gianmarco Onestini en la edición del reality.

 

Enfrentamiento en plató

En directo, Adara y Adriana, madre de Hugo Sierra, han tenido un enfrentamiento que ha hecho que esta última pida no interactuar con ella a lo largo de las entrevistas. “En este momento para el mundo entero mi hijo parece un monstruo, el peor de los hombres y de los padres”, ha explicado muy dolida refiriéndose a las cosas que tanto Elena como Adara han ido contando sobre su hijo en sus participaciones en los distintos programas.

 

Más alejados que nunca

Jordi González, conductor de Conexión Honduras, ha aprovechado un directo para preguntar a ambos qué les ha llevado a este punto de alejamiento total entre ambos, a pesar de que después de la expulsión de Hugo hacia playa desvalida hace ya varias semanas, Elena se echara a llorar y confesara que en el fondo, los dos están ahí por lo mismo: darle un buen futuro al pequeño Martín.

“¿Qué es lo que ha hecho Elena que a ti no te ha gustado nada?”, ha preguntado Jordi González a Hugo. A lo que él ha respondido: “necesito y quiero gente que sea coherente con su comportamiento, no una de cal y una de arena”, tal vez refiriéndose a estos cambios entre el amor y el odio que ha sufrido su relación.

Elena, por su parte, cree seguir en su línea: “creo que siempre he estado del mismo lado, que mis compañeros lo pueden corroborar, que he estado intentando apoyarle y que se viniera arriba para disfrutar del concurso”, refiriéndose al apoyo que le ha estado brindando estas semanas en las que se ha mantenido bien alejado de todos sus compañeros, reflexivo y antisocial.

 

La semana más complicada

No están siendo unos días fáciles para Hugo: el fuego no le ha salido esta semana y ha llevado a su grupo a comer arroz crudo toda la semana, su relación con Ivana parece que cada vez está más fría, está nominado, enfrentado con Elena y encima esta noche ha perdido el juego de recompensa precisamente contra Ivana, mostrando el lado de su competitividad que muchas veces le hace ser más esclavo que ganador.