Ivana Icardi y Albert Barranco: ¿Tensión sexual no resuelta?

El juego de José Antonio Avilés ha desatado los rumores sobre este posible feeling entre Ivana Icardi y Albert Barranco

Albert Barranco comiendo pastel encima de Ivana Icardi

Ivana Icardi ha sido la elegida para servir de plato para el pastel a Albert Barranco

Gemma Gómez i Padial

José Antonio Avilés ha vuelto a Cayo Paloma en el juego para los recién expulsados llamado La Sombra del Pasado. Su visita venía acompañada de un pastel y un juego muy muy perverso. Los concursantes debían comer con la boca, sin usar las manos, los trozos de tarta de encima del cuerpo de sus compañeros.

El primero en ser usado como plato: Albert Barranco y su taparrabos hecho de hoja de parra, con la que ha tenido que convivir a causa de su trato con la mesa de las tentaciones a través de la que los concursantes obtenían recompensas.

 

¿Estrategia para poner celoso a Hugo?

Al ser el turno de Ivana Icardi, Hugo Sierra se ha puesto hostil y ha querido meter prisa al asunto: “estamos sin fuego, Antonio, agiliza eh…” mientras todos empezaron a chincharle diciéndole que si se había puesto celoso al ver a su ex novia lamer el cuerpo de Barranco con tanta intensidad.

Ivana Icardi ha sido la elegida para ser comida por Albert Barranco, el que faltaba por degustar el pastel, algo que ha terminado de generar cuchicheos y rumorología en la isla sobre si había alguna tensión no resuelta entre ambos. Elena, por su lado, aclamaba “yo creo que a todos les gusta Ivana”. Fani Carbajo, en plató, ha opinado que lo hace por despecho, y que su próximo objetivo en la isla, igual que lo fue Nyno en un primer momento, ahora podría ser Barranco.

 

Síndrome de Estocolmo

En plató, Gloria Camila ha puntualizado que le ha sorprendido la alegría con la que todos los compañeros han recibido al recién expulsado pese a todos los problemas y broncas que habían tenido en las últimas semanas con él. Violeta Magriñán ha estado de acuerdo con ello: “tienen el Síndrome de Estocolmo con Avilés”. Estefanía Carbajo, por su lado, ha entendido a los supervivientes: “echan de menos el salero y la gracia de Avilés”. Algo que también han reflejado las opiniones de sus compañeros al ser preguntados por quién repescarían y a cambio de quién, unas votaciones en las que la mayoría ha coincidido en que les gustaría que volviera a la isla José Antonio Avilés.