Rocío Flores habla de su martirio durante todo Supervivientes 2020

Rocío Flores habla de su martirio durante todo Supervivientes 2020

Rocío Flores se rompe hablando de su paso por el puente de las emociones.

Gemma Gómez i Padial

El puente de las emociones abrió heridas que han seguido supurando en los días después de la gala del pasado martes en Supervivientes 2020. Una de las que más se abrió en canal, como suele ser habitual, fue Rocío Flores, hablando de su madre Rocío Carrasco con la que, como ya es sabido, hace años no tiene relación.

Rocío se siente mal por haberse sincerado tanto sobre sus sentimientos y lo compartía así con su amigo Albert Barranco. “Me siento mal por haberlo exteriorizado, he salido acojonada, no liberada como vosotros”, le explicaba con un nudo en la garganta. “Es una parte de mí que estoy acostumbrada a llevarla yo, y ahora compartirlo con todo el mundo…”, seguía cada vez más emocionada Rocío.

“No quiero que mi madre piense que he hecho el concurso hablando de ella”, expresaba por fin Flores. El tema que lleva semanas martirizando a la nieta de Rocío Jurado salía por fin a la luz. “He intentado hacer el concurso siendo yo y guiándolo por lo que yo hago, no quería que en mi casa la opinión fuera de que he hecho el concurso hablando de mis padres”, explicaba Rocío, y ha terminado aclarando: “esa es mi angustia”.

Jorge Javier y Rocío: cómplices

Desde plató, Jorge Javier Vázquez ha dejado ir una de sus reflexiones, aprovechando la confianza y complicidad que tiene con Rocío Flores desde que esta defendiera a su padre, Antonio David Flores, a lo largo de su paso por Gran Hermano VIP. “Si fuera tu madre y hubiera visto el concurso, me hubiera encantado que una hija mía hablara así de mi, aunque llevara años sin verla por los motivos que sea”.

Rocío Flores se ha echado a llorar, no sabemos si por alivio o angustia, tras oír las palabras de Jorge Javier. “Te agradezco mucho que me digas eso, es algo que me lleva martirizando todo el concurso”, así se ha dirigido Flores a Jorge Javier tras este momento íntimo.

Instinto maternal

Esta noche hemos podido ver imágenes de algunos supervivientes como Ana María Aldón o Jorge Pérez, el salvado de esta noche, hablando muy emocionados de sus hijos. Tienen dudas de si todo será igual cuando vuelvan a España con sus pequeños, si les reconocerán después de tanto tiempo y un montón de dudas más. Rocío Flores se mostraba muy emocionada en La Palapa, a lo que ha afirmado que empatiza mucho con ellos, porque aunque no sea madre, afirma que quiere serlo pronto con su novio Manuel. ¿Se emocionará tanto al ver a madres y padres necesitar a sus hijos porque es precisamente lo que echa de menos de Rocío Carrasco? Nosotros apostamos que sí.

¿Y después de la isla, qué?

La verdad es que este es un tema que lleva persiguiendo a Flores desde que empezó el concurso. Si bien es cierto que era claramente uno de los atractivos que tenía al proponerla como participante en esta edición de Supervivientes 2020, ella nunca se ha terminado de soltar con este asunto. José Antonio Avilés, Ana María Aldón o Elena Rodríguez han protagonizado verdaderos enfrentamientos con ella por mencionar este tema. Ahora, y tras vivir la última gala de los concursantes en Honduras, tenemos más claro que nunca que el interés por la relación entre Rocío Flores y su madre Rocío Carrasco volverá a estar más vivo que nunca.