Rocío Flores llora hablando del “calvario” vivido con Rocío Carrasco

Rocío Flores Supervivientes
La hija de Antonio David se derrumba al hablar de lo mal que lo ha pasado su familia por Rocío Carrasco.

Rocío Flores se está soltando cada vez más con sus compañeros de Supervivientes 2020. Mientras que en la gala pasada nos confesaba que le gustaría que su madre estuviera viendo su concurso, en esta ha arrojado luz sobre lo que piensa del comportamiento que ha tenido Rocío Carrasco con ella y su hermano en los últimos años.

 

En esta ocasión, ha sido Elena Rodríguez la que ha hecho que Rocío se desnudara emocionalmente. La madre de Adara le ha comentado que “a mí me cae bien tu madre. Hay comentarios que ha hecho tu padre que no me han gustado y que os hacían un flaco favor a ti y a tu hermano”. Por supuesto, Rocío ha defendido a capa y espada a Antonio David Flores.

 

“Si todas las personas que pensáis así hubierais vivido el calvario que nosotros hemos vivido, te garantizo que no tendrías esa opinión”, ha contestado la joven y ha añadido, ya con la voz rota de emoción, que “y es una persona que antes de llegar a hablar de lo que ha hablado en televisión, ha utilizado otros medios para resolver un montón de cosas relacionadas con sus hijos”.

 

Elena entonces le preguntaba que si se había visto involucrada en “la guerra” de sus padres, a lo que Rocío ha contestado contundente que “no me hagas decir por parte de quién me he visto metida en la guerra. Y más me ha dolido a mí y más le ha dolido al que viene detrás de mí”, ha confesado refiriéndose a su hermano pequeño, David.

 

“Que más que nosotros dos no ha sufrido nadie y los que más hemos perdido hemos sido él y yo. En una guerra que no nos pertenece”, ha añadido.

 

Entonces, ya con lágrimas en el rostro, ha continuado defendiendo a su padre: “Mi padre, antes de hablar en televisión, ha hecho muchas cosas y muchas cosas que he tenido que hacer yo porque la otra parte no hacía”.

 

 

 

 

“Desde que yo era muy pequeña”, ha aclarado Rocío, “que yo tenía ocho o nueve años, yo me tenía que hacer responsable de cosas que no me correspondían y no era por parte de mi padre”.

 

Además, confiesa que “en casa de mi padre jamás se ha hablado mal de mi madre, jamás. Ni aún haciendo lo que ha hecho, ni aún poniéndonos a todos en la peor situación que hemos podido vivir. ¿Tú sabes los tres años que hemos pasado en mi casa? ¿Por poner una demanda que no correspondía?”.

 

 

 

 

“Y que no me hablen del respeto a hijos, porque aquí el respeto no lo han tenido y no precisamente por parte de mi padre”, ha terminado diciendo con la voz rota.

 

 

Rocío Flores aclara sus palabras

 

En la gala de anoche, en directo, y tras ver las imágenes en las que había hablado de su madre, Rocío Flores quiso aclarar lo que había contado.

 

Jorge Javier Vázquez le preguntaba qué creía que pensaba su padre de sus palabras y Rocío era clara: “No lo sé, pero si lo tienes ahí dile que le quiero mucho y que le echo mucho de menos”, decía rompiendo a llorar. Por su parte, su padre, desde plató, también estaba visiblemente emocionado.

 

 

 

Fue entonces cuando Rocío quiso matizar su postura: “Yo, diciendo lo que he dicho, no quiero hacer daño a nadie. Simplemente he querido responderle esa pregunta a Elena porque habrá mucha gente en su casa que piensa lo mismo. Y que antes de llegar a ese extremo, han pasado muchas cosas y que muchas veces se nos juzga sin saber toda la historia que hay detrás”.

 

 

Ana María Aldón se disculpa con Rocío

 

Ana María Aldón ha sido muy criticada, tanto en la isla como en plató, por no haber defendido a Rocío Flores, debido al vínculo familiar que les une. Y, mientras que la mujer de Ortega Cano ha estado desde el principio del concurso alegando que ella no venía “en condición de abuelastra, ni de nada” y que “yo hago mi concurso”, anoche se disculpó con Rocío al verla derrumbada.

 

Jorge Javier le preguntaba a la hija de Antonio David si había echado de menos a Ana María, a lo que ella le contestó que “Sí, en muchas ocasiones”. Entonces, la mujer de Ortega Cano se derrumbó también y confesó que “si no he estado a la altura en todos los momentos, igual he necesitado una señal y quiero pedirle disculpas. Que no he querido meterme en su concurso ni cobrar un protagonismo que no me pertenezca. Aún así he intentado mediar…”

 

 

 

 

Finalmente, Ana María Aldón fue la escogida por la audiencia para ser desterrada a Playa Desvalida y tuvieron que despedirse. “Tenerla aquí se agradecía, Jorge. Que sienta que me ha fallado. Ella sabe todo”, confesaba Rocío entre lágrimas. Antes de marcharse, Aldón le pidió que sea “fuerte”.