Rocío Flores al ver el Poli Deluxe de Kiko Jiménez: “es un sinvergüenza”

Ana María Aldón se siente culpable de haber expuesto a José Ortega Cano mientras ella estaba en Supervivientes

Rocío Flores estalla al ver el Poli Deluxe de Kiko Jiménez

Rocío Flores en el debate final de Supervivientes 2020

Gemma Gómez i Padial

Esta noche hemos visto a una Ana María Aldón y a una Rocío Flores renovadas, muy serenas y guapísimas, pero también preocupadas por las consecuencias que puede haber tenido el concurso sobre sus respectivas familias. Rocío, por todo lo relativo a su madre Rocío Carrasco y Ana María, por su marido José Ortega Cano.

La diseñadora ha visto esta noche un fragmento del Poli Deluxe que protagonizó Kiko Jiménez en el que hablaba de la acogida que tuvo Ana María Aldón en la familia de Ortega Cano y, en especial, la relación entre la concursante y Gloria Camila. De esta última, su exnovia, llegó a decir que se había independizado rápido con él porque no podía soportar la presencia de Aldón en una casa en la que siempre había sido la reina.

Esto, sumado a las confesiones y comentarios de Aldón sobre su vida íntima con Ortega Cano, vistas después de un tiempo, ha preocupado mucho a Ana María, que casi ha roto a llorar después de ver las imágenes en directo.

Rocío Flores estalla

No obstante, Aldón ha querido sacar hierro al asunto diciendo que prefiere quedarse con la buena relación que tenía con Kiko Jiménez cuando era pareja de Gloria Camila. A todo esto, Rocío Flores no ha podido mantenerse en silencio y ha dicho lo que tal vez Aldón no quería decir: “me parece que Kiko Jiménez es un sinvergüenza”. Además, ha apuntado que cree que “debería haber tenido más respeto sobre el que fue su suegro, y sobre esta familia con todo lo que le hemos querido y le hemos cuidado”.

Aldón se siente culpable

Aldón estaba empezando a romperse cuando ha dicho que sufre por cómo todo esto puede estar afectando a su marido y a su familia: “soy la culpable de ello”, ha confesado. No obstante, espera a tener toda la información para saber del cierto qué efectos ha tenido su paso por Supervivientes en el nucleo familiar. “Vine con dos propósitos: que dejen de decirme aprovechada y poder cuidar y disfrutar de mi madre una vez saliera del concurso”, ha explicado Aldón recuperando la serenidad.

Jorge Javier Vázquez ha querido tranquilizarla: “creo que tu objetivo está cumplido”. Ana María ha agradecido las palabras del presentador pero ha seguido en su línea: “ahora mismo estoy contenta con el concurso que he hecho, pero tengo que ver los daños colaterales”.

Familias muy mediáticas

Y es que tanto Ana María Aldón como Rocío Flores han sido dos concursantes cuyas vidas familiares han dado muchísimo que hablar mientras ellas estaban en Honduras. Rocío Flores también se ha pronunciado sobre las veces que ha hablado sobre el deseo de poder recuperar la relación con su madre Rocío Carrasco: “los demás contaban sus vidas y a mi me frenaba ser un personaje público", explicaba haciendo referencia a que todo lo que dijera, sabía que iba a tener una repercusión extra.

Satisfechas con el concurso

Ambas se han mostrado muy contentas con la experiencia y, de alguna manera, habiendo descubierto cosas de sí mismas que no conocían. Para Aldón: revivir una juventud perdida. Para Flores: a quererse y confiar más en sí misma. Un paso por el programa que ha sido especialmente halagado por otros concursantes como Cristian Suescun, sobre lo que ha comentado, que para él, Rocío es su ganadora moral: “te has abierto emocionalmente reclamando el amor de una madre y has aguantado a Avilés y a Yiya”.