Esta noche en "Mi Hija": Öykü, secuestrada por Cemal y Jilet

Las emociones siguen fuertes en este capítulo 18, en el que los enemigos de Demir siguen empeñados en que éste acabe en la cárcel

Mi hija cap 18  PRINCIPAL

Cemal quiere secuestrar a Öykü para atrapar a Demir.

A.M

Demir y Ugur salen ilesos del asalto de Cemal en el bosque, pero su pesadilla no acaba, siguen siendo los hombres más buscados del país y deben tramar un plan para salir indemnes del lío en el que se han metido desde que robaron los diamantes.

Mientras, Öykü sigue con su día a día en el internado, donde conoce al nuevo conductor que cada día la lleva al cole. Pero los hombres de Jilet la vigilan, pues trama un plan en el que van a contar con la ayuda de Cemal.

Mi hija cap 18  foto 1

Öykü se encuentra en peligro.

¿Aceptará Candan la propuesta de matrimonio de Murat?

Con el objetivo de ocultarse más tiempo, Demir y Ugur van a buscar nuevos disfraces, y acaban vestidos de ancianos, regalándonos de nuevo escenas de lo más divertidas.

Mi hija cap 18  foto 2

Demir y Ugur vuelven a disfrazarse de nuevo.

Candan, en su clínica veterinaria, recibe la visita de Murat, que acepta que ella finalmente no quiera casarse con él para adoptar a Öykü. Ella, angustiada, le dice que espera que no se sienta ofendido, y él le dice que no. Le propone ir a cenar para seguir hablando del tema y para contarle los consejos que le ha dado su abogado sobre la situación de Öykü. 

En el cole, la pequeña debe lidiar con las burlas de sus compañeros, que la felicitan porque su padre es “famoso”, ya que todo el país conoce su cara.

Mi hija cap 18  foto 3

En el colegio, Öykü sufre el acoso de sus compañeros.

Por la noche, Candan asiste a la cena con Murat y se encuentra una desagradable sorpresa: allí están los padres de él, que la felicitan por el futuro enlace. Es obvio que su hijo no les ha dicho que no habrá boda y la veterinaria se va ofendida.  “Murat, no vamos a casarnos, olvídalo”, le dice ella antes de marcharse.

Mi hija cap 18  foto 4

Candan se enfada con Murat.

Demir quiere confesarle a Candan que la ama

En su orfanato, Öykü está escribiendo su diario y por fin descubrimos por qué ella eligió a Asu en el juicio por su custodia: Cemal la había amenazado con denunciar y encarcelar a su padre si no elegía a Asu.

Mi hija cap 18  foto 5

Demir lee el diario de Öykü.

Por su parte, Cemal, desesperado porque no encuentra a Demir, acude a Jilet, que le propone su plan para acabar con Demir. Jilet le cuenta que la única forma de que Demir vaya a prisión es a través de la niña. “¿La vamos a secuestrar, si el orfanato pertenece al estado?”, le réplica Cemal, ante lo que Jilet le cuenta su plan: uno de sus hombres se librará del conductor del autobús y así secuestrarán a la pequeña. 

Öykü tiene una pesadilla y llama por teléfono a Demir. La pequeña le pide que teme que Cemal le haga daño a él, pues recuerda su amenaza, y Demir se queda intranquilo, pensando que pueden hacerle daño a su pequeña. Disfrazado se cuela en el orfanato a hablar con ella, y allí Öykü le chiva que Candan se va a casar con Murat, lo que hace que Demir vaya a ver a Candan a confesarle su amor. Antes, ha ido a visitar el apartamento de Cemal para esconder allí los diamantes y poder inculparlo a él.

Mi hija cap 18  foto 6

Demir quiere confesarle su amor a Candan.

Por su parte, Ugur también se disfraza -de mujer- para vigilar a Öykü en el colegio, pues teme que le pase algo, pero ni siquiera con ello consiguen evitar que la niña acabe subiendo al autobús conducido por uno de los hombres de Jilet. La secuestran. 

Öykü, ¡secuestrada!

Öykü acaba en una cabaña en el bosque desde la que Cemal llama a Demir para contarle que tienen a la niña y que si no se entrega a la policía, le harán daño y no la volverá a ver nunca más. Demir, ayudado por Ugur, hace todo lo posible por descubrir el paradero de su pequeña, pero sus planes no funcionan. Finalmente, Öykü se hace con un móvil, llama a su padre y cuenta que de camino a la cabaña ha visto un cartel con el nombre de un pueblo. 

Mi hija cap 18  foto 7

Öykü consigue llamar a su padre.

Consiguen rescatarla, pero antes de alcanzar la furgoneta y huir, Cemal y los suyos los atrapan a punta de pistola. Demir y Ugur acaban en comisaría listos para entregarse mientras los malos dejan a la pequeña liberada ante la casa de Candan.