Mi Hija: así continúa el capítulo de esta noche. ¡Demir se lleva una gran sorpresa!

En el capítulo 23, Ugur pondrá en riesgo su vida por conseguir dinero para que la pequeña siga con su tratamiento y pueda recuperar su memoria. ¡No te pierdas todo lo que pasará!

Mi hija 23 de mayo  (1)

Öykü se pone muy feliz al volver a ver a su tía.

A.M.

Tras la repentina llegada de Zeynep a casa de Demir para ir en busca de Öykü, los padres de la niña, tras superar el shock, deciden fingir que se alegran de ver a la tía, y la convencen para que cene con ellos.

Cemal, mientras, está fuera esperándola y se impacienta, y en un flashback descubrimos el oscuro secreto que guarda: el resultado de la prueba de paternidad que recogió dice que Öykü no es su hija. Pero él sigue obstinado en quitársela a Demir.

Mi hija 23 de mayo  (8)

Cemal sigue queriendo vengarse de Demir. 

Dentro de la casa, mientras, cuando Zeynep insiste en llevarse a la niña, Demir no le deja porque ya es tarde. Tras hablar juntos, le propone que se quede en casa con ellos hasta que la niña recupere la memoria, algo que a Cemal le parece tan perfecto para sus planes que obliga a Zeynep a que acepte la propuesta. 

Mi hija 23 de mayo  (3)

Zeynep vivirá en la casa de Öykü.

Así, Zeynep empieza a ser una más en casa, y se encarga de llevar y recoger a la niña en el colegio. Cemal quiere abordar a la niña para contarle que es su padre, pero Demir las sigue y su amigo de la infancia lo ve, así que trunca sus planes. 

Todos le ocultan la verdad sobre la pternidad de Öykü a Demir

En el cole, Merchan reúne a los compañeros y les dice que, tras la reunión de padres, su madre le ha dicho que Öykü está enferma, y que todos deben ayudarla. Es lo que sucede cuando Sevgi les propone a los niños un fácil problema matemático y la pequeña tarda en encontrar la respuesta. 

Mi hija 23 de mayo  (6)

Öykü sigue teniendo problemas en el colegio.

Preocupada, Sevgi queda con Ugur para dar un paseo, está angustiada por la niña y le acaba confesando inesperadamente a su enamorado lo que Candan le confesó: que su padre biológico no es Demir sino Cemal. Ugur se va encolerizado a por una respuesta.

Cemal, sin embargo, no sólo mantendrá el engaño sino que acude a un falsificador para que le haga otro informe de paternidad falso. Ahí descubre que el que Demir usó para salir de prisión y ocuparse de Öykü tampoco era verdadero. Candan hará todo lo posible para que su marido no sepa que Cemal es supuestamente el padre biológico de la niña.

Mi hija 23 de mayo  (9)

Candan intenta proteger a Demir.

Ugur, dispuesto a todo para conseguir dinero

Mientras, Demir, que ha comprobado con tristeza que las medicinas de la niña se han gastado de nuevo, y Ugur deciden buscar a Sahri, un hombre para el que trabajaron en el pasado, para volver a delinquir. Pero nada sale bien, y Ugur acaba apaleado. Sin embargo, ayuda a su amigo, que roba las medicinas para su hija en la farmacia.

La situación empeora cuando Ugur va a rematar su trabajo, pero antes le confiesa a su madre, Müfide, lo preocupado que está por la enfermedad de Öykü y que hará todo lo posible por ayudarla. "Reza por mí", le pide. Sin duda, lo va a necesitar, pues se mete en la boca del lobo.

Öykü ¡por fin reconoce a Demir como su papá!

Zeynep va a buscar a Öykü al cole, y Candan le pide que vayan directas a casa mientras ella va a tomar un café con Sevgi. En el camino, Cemal aparecen ante la tía y la sobrina, y se las lleva con él a tomar algo y engaña a Öykü, cuya confianza se gana llevándola a un centro comercial con un tiovivo.

Candan, de nuevo en casa, se preocupa porque la pequeña no está. Avisa alarmada a Demir, que la busca desesperado. Müfide llega preocupada, también teme que le haya pasado algo malo a Ugur.  

Mi hija 23 de mayo  (10)

Demir no se fía de Zeynep.

Cuando Cemal está llegando a casa de Demir para dejar a Zeynep y a Öykü, el padre de la niña los ve y va hacia ellos. Saca a Öykü del coche y les increpa diciendo que qué están haciendo juntos. Demir le pregunta a Cemal: "¿Por qué no dejas en paz a Öykü?", y cuando éste piensa contarle que es su padre, la pequeña deja a todos con la boca abierta, pues mirando a Demir, dice: "¡Papá!".