Michelle Jenner y Roberto Enríquez nos cuentan secretos de 'La cocinera de Castamar'

Los actores nos acompañan todos los jueves en esta apuesta de Antena 3

Roberto Enriquez Michelle Jenner

Entre ambos actores se ha establecido una muy buena conexión.

Redacción

Basada en la novela de Fernando J. Muñez y ambientada en el Madrid del siglo XVIII, 'La cocinera de Castamar' es la gran apuesta de Antena 3 para los jueves. En tu Revista Pronto hablamos con dos de sus protagonistas, Michelle Jenner y Roberto Enríquez. ¡Descubre todo lo que nos han contado!

La serie narra la historia de Clara Belmonte (Michelle Jenner) y Diego, el duque de Castamar (Roberto Enríquez), dos personas muy distintas con un pasado doloroso, cuyas vidas cambiarán cuando se conocen después de que ella entre a trabajar en las cocinas de palacio.

Ambos tendrán que luchar contra uno de los grandes obstáculos de la época si quieren estar juntos: la diferencia de clases, además de hacer frente a la sed de venganza de Enrique de Arcona (Hugo Silva).

“Veremos muchos avances en el mundo de la mujer”

“Mi personaje es precioso, además de que es una historia llena de personajes interesantes, intensos, llenos de sombras que los hacen muy humanos e interesantes. Y de mucha comida”, destacó Michelle, al tiempo que Roberto nos comentaba en rueda de prensa: “A mí lo que más me apasiona de la serie es cómo se ha adaptado para espectadores de hoy en día una historia del siglo XVIII. En nuestra familia hay un negro, por ejemplo. Es mi hermano adoptado porque, frente a toda esa sociedad un poco medieval, está apareciendo toda la Ilustración. También veremos muchos avances en el mundo de la mujer”.

Como curiosidad, el autor del libro aparecerá en el final de la serie con un pequeño papel.

“Trabajar con Michelle es maravilloso”

PRONTO: ¿Cómo ha sido volver a coincidir en una ficción?

MICHELLE JENNER: Nuestro primer trabajo juntos fue hace mucho tiempo. Yo tenía unos 16 años y era en una película que se llamaba 'Nubes de verano'. Yo hacía un papel muy pequeñito, de niñera, y ahí nos conocimos. Trabajar con él es un lujazo. Es un compañero maravilloso, un actor impresionante y para mí es una pasada poder rodar con él. Lo hace todo fácil, bien y bonito.

ROBERTO ENRÍQUEZ: Trabajar con Michelle también es maravilloso. Es una actriz muy humilde, muy entregada a sus compañeros. Y luego, viendo la serie como espectador, me parece que tiene el don de actuar de una manera muy sencilla y bonita. Me emociona cómo trabaja.

P.: ¿Habréis comido bien en el rodaje, no?

M.J.: Yo estaba venga a cocinar y a atender órdenes, pero aquí el que estaba todo el día comiendo era él.

R.E.: Sí, cuando decían “acción”, yo comía mucho, pero quienes lo hacían realmente cuando se acababa la escena eran los compañeros del equipo técnico. Había una cocinera dentro del equipo de arte que cocinaba todo lo de la ficción realmente muy bien. Era la verdadera cocinera de Castamar. Las luchas eran encarnizadas una vez acababan las escenas.