Tarta de calabaza y queso

Tarta de calabaza y queso

Ingredientes

• 250 g de pulpa de calabaza sin piel
• 600 g de queso para untar
• 175 g de azúcar
• 2 huevos + 1 yema
• 150 ml de nata líquida para montar
• 2 cucharadas de harina
• 1 cucharadita de extracto de vainilla
• 150 g de mermelada de calabaza 

Para la base:
• 12 galletas tipo digestive
• 60 g de mantequilla

  • Tiempo Total

  • 1 hora 35 minutos

  • Preparación

    15 minutos

  • Cocción

    1 hora 20 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Dulces y Postres

  • Tipo de dieta

    Vegetariana

  • Temporada

    Otoño

  • Porciones

    4

Pasos

  1. Corta la calabaza en dados y cuécelos unos 20 minutos en agua hirviendo. Escúrrelos, tritúralos y deja que se enfríen.

  2. Muele las galletas y mézclalas con la mantequilla reblandecida hasta lograr una pasta homogénea. Forra con papel de horno el fondo de un molde de unos 20 cm de diámetro, extiende encima la pasta y hornea 10 minutos. Retira y reserva.

  3. Dispón el queso en un cuenco y huevos, la yema, la nata, la harina, el azúcar y el extracto de vainilla. Tritura con la batidora hasta que todos los ingredientes estén integrados.

  4. Vierte esta masa en el molde, sobre la base de galleta, y hornea 50 minutos a 180 °C. Apaga el horno y deja dentro la tarta 30 minutos más. Abre entonces la puerta del horno y deja la tarta dentro otros 30 minutos. Retírala y, una vez fría, guárdala 10 horas en la nevera. Desmóldala, corta en porciones y sírvelas sobre la mermelada.

El truco de Pronto

Seguro que este postre les encantará tanto a tus hijos, y también a ti, que a partir de ahora incluirás otras recetas con calabaza en sus menús. Porque a los beneficios que los betacarotenos ofrecen para reforzar su memoria, hay que añadir los efectos del ácido fólico, del que también es rico la calabaza: mantiene despierto y ágil el cerebro y permite que éste procese la información más rápidamente.