Cómo hacer los mejores panellets

Descubre los secretos para elaborar un dulce típico de otoño, ¡los panellets! Aprende qué ingredientes necesitas y la receta de este postre de octubre

panellets caseros

V.P.

El otoño trae consigo algo más que el frío y las lluvias: ¡las recetas típicas de esta época, como los panellets! Aunque en los últimos años se asocia el mes de octubre y noviembre a Halloween, una festividad de origen celta, en España celebramos el Día de Todos Los Santos vinculado al Magosto, la Castañada o el Gaztainerre, según la región.

Pero, ¿sabes cómo preparar uno de los postres más típicos de la época en una parte del país? ¡Se hace con muy poquitos ingredientes! Si te suena bien el plan, te enseñamos a hacer unos panellets caseros con los que podrás sorprender a los tuyos en un solo bocado. 

El origen de los panellets

como hacer panellets
Los panellets son un postre ligado a la tradición católica.

Aunque todo apunta a que sus orígenes son árabes, no es hasta el siglo XVIII cuando empieza a formar parte de la tradición católica y se convierte en un dulce litúrgico. Al parecer, los payeses o campesinos hacían panellets caseros con los que aprovechaban la colecta de frutos secos, y una vez eran bendecidos, estaban listos para consumir.

Pocos años antes del siglo XIX se conoce que los panellets estaban entre los productos que se rifaban en los mercados de Barcelona. El éxito fue tal que esta costumbre se extendió a otras ciudades colindantes. En los años siguientes, las pastelerías empezarían a venderlos, una tradición que ha llegado hasta nuestros días.

En la actualidad, este dulce se ha convertido en un producto emblemático del otoño, y puede encontrarse a partir de mediados de octubre tanto en pastelerías como en algunos supermercados. Y, por supuesto, las familias siguen preparándolo en sus casas después de haberse surtido de los pocos ingredientes que lleva. ¡Quédate para ver cuáles son!

¿Dónde y cuándo se hacen los panellets?

receta panellets
El panellet es un producto típico en regiones como Cataluña o Aragón.

Los panellets son un postre típico en las regiones de Cataluña, Aragón, Valencia y Baleares, y también en Andorra. Aunque este producto no se encuentra tan fácilmente fuera de estas zonas, la receta se está popularizando en otros lugares de España. Además, es tan fácil de hacer que puedes prepararla en casa para matar el gusanillo o por curiosidad, si nunca los has probado.

Al igual que el roscón de Reyes está pensado para consumirse el 6 de enero, los panellets tienen un día de consumo marcado por la tradición: el 1 de noviembre. Como hemos contado, y como pasa con muchos dulces de temporada, los días previos ya podemos encontrarlos en muchos lugares listos para consumir. 

¿Y cuál es la hora perfecta para consumirlos? Aunque parece un dulce muy inocente por su pequeño tamaño, un panellet es una auténtica bolita energética, como te contamos a continuación. Lo habitual es tomarlo como postre acompañado de castañas y de un vino dulce. ¡O a la hora que te apetezca!

¿Cuántas calorías tiene un panellet?

panellets tradicionales
Un solo panellet tiene unas 80 calorías.

Aunque no debería preocuparnos cuántas calorías tiene cada producto que consumimos, hay quien prefiere hacerse una idea aproximada de este dato. Un panellet tradicional del tamaño de una nuez tiene, aproximadamente, 80 calorías

La mayor parte de este dulce típico del Día de Todos Los Santos está compuesta por carbohidratos, en su mayoría azúcares, y grasas, ya que contiene una gran cantidad de fruto seco molido en su interior, y también una buena capa exterior.  

Precio de los panellets comerciales. ¿Es un producto caro?

Los panellets son dulces elaborados tradicionalmente a mano que, además, están hechos con un producto que se ha encarecido mucho en los últimos años: los frutos secos. Aunque los hay de diferentes tipos, el precio de un kilo de panellets comerciales ronda los 50 euros. 

Si los hacemos en casa estaremos ahorrando algo de dinero, y más si podemos elegir uno a uno los ingredientes. En el caso de los piñones, actualmente el kilo pasa los 100 euros, pero podemos optar por otras variedades como la almendra para nuestros panellets caseros, o comprar poca cantidad de piñones para hacer solo algunas unidades con este fruto.

Tipos de panellets

hacer panellets
Hay muchas variedades, clásicas y más modernas, de este dulce.

Antes de ir con la receta de los panellets, has de saber que, al igual que pasa con dulces pequeños como las pastas de té, hay múltiples variedades. Incluso algunas pastelerías se están atreviendo a sacar sus propias versiones con ingredientes más vanguardistas, pero aquí vamos a darle un repaso a los de toda la vida.

El panellet tradicional está elaborado con una masa similar a la del mazapán, y el toque se lo dará el ingrediente "extra" que recubrirá la mezcla. Los más típicos son los de piñones y los de almendras, aunque existen otras variedades muy populares con coco, avellanas, yema, naranja, limón... 

Los distinguiremos unos de otros, además de por el aspecto, por su forma. Los de piñones son como pelotitas, completamente redondos -o todo lo redondo que puede quedar un dulce artesano-; los de almendra, ovalados; los de limón, triangulares, etc.

Receta de los panellets

hacer panellets receta
Te enseñamos cómo hacer tus propios panellets caseros.

Como has visto, hay varios tipos de panellets, pero hoy nos centramos en la receta más básica para que aprendas a elaborar la masa a la que luego le añadiremos los frutos secos.

Los ingredientes básicos de los panellets y, que puedes consultar en nuestra receta, son: almendra, azúcar, patata o boniato, huevos y frutos secos. Aquí te explicamos con detalle el paso a paso para hacer unos panellets básicos: 

Y no te pierdas aquí nuestra Receta de panellets tradicionales caseros 

Trucos para hacer unos panellets de escándalo

receta de panellets
Anota estos consejos para hacer este postre en casa.

La masa de panellets que te proponemos es la del panellet tradicional, aunque hay otras variedades: hay quien prefiere hacer la masa con mazapán "puro", sin la patata o el boniato, aunque quedará más seco y el sabor a almendra será más intenso. 

Una de las claves está en el tamaño de las bolitas -o de la forma que le demos-, y es que lo ideal es que se puedan comer en dos deliciosos bocados que, seguramente, nos dejarán con ganas de catar otro. 

Una vez formadas las bolitas, las rebozaremos generosamente con los piñones o con la almendra en cubitos, con el coco... Aunque lo ideal es que toda la masa esté perfectamente cubierta de fruto seco, muchas veces podemos encontrarnos con que no tenemos suficiente, (como con los piñones) o que no se adhiere muy bien. 

En ese caso, ten en cuenta la cantidad de almendra, avellana, etc., de la que dispongas y ve poniéndola cuidadosamente hasta que cubra toda tu figurita. En el caso de los piñones es casi seguro que tendrás que ponerlos uno a uno para aprovechar al máximo este producto que a día de hoy puede considerarse de lujo.

Una vez estén bien cubiertas con los diferentes 'toppings', podemos bañar las bolitas con un poco de almíbar o con huevo batido antes de llevarlos al horno. ¡Quedarán unos panellets brillantes y deliciosos!