Ana Obregón y Alessandro Lequio, desolados, agradecen las muestras de cariño

La pareja ha abandonado el apartamento que ocupaba en Barcelona

Ana Obregon Alessandro Lequio Clemente Carolina

La actriz y el aristócrata italiano han emprendido hoy el viaje de regreso a la capital.

A.L.J.

La actriz Ana Obregón y Alessandro Lequio, absolutamente desolados, han abandonado el apartamento en el que se instalaron desde que el pasado 10 de marzo su hijo Álex, ingresara en un hospital de Barcelona para ser tratado del cáncer que padecía.

Ana y Alessandro han agradecido de nuevo las muestras de cariño expresadas por quienes les esperaban a la salida de la vivienda, aunque sin poder esconder su enorme dolor por haber perdido a su hijo, Álex Lequio, de solamente 27 años.

Ana Obregon desolada
 

Ana, destrozada, espera poder reunirse pronto con su familia, que no se ha podido trasladar a Barcelona a causa del estado de alarma decretado por el coronavirus. Solamente la han acompañados sus dos hermanas.

Carolina Monje se despide de “su bebé”

Carolina pareja Alex Lequio
 

La pareja de Álex, Carolina Monje, le ha dedicado un sentido texto a su pareja, con el que compartió dos años y junto al que estuvo hasta el último momento.

“Mi niño bonito, mi bebé, mi amor, mi luz, mi Puchum, mi TODO. Para mí siempre habrás ganado la batalla al más fuerte y al más luchador. Nos has dado una lección de vida a todos los que te rodeábamos, por todo lo que derrochabas; fuerza, felicidad, amor, sentido del humor, carisma, inteligencia, sabiduría, saber estar, amigo de tus amigos y, lo mejor de todo, es que eres y serás el mejor novio que nadie podría desear”, comienza diciendo la joven.

También ha recordado las muchísimas cosas que hicieron juntos: “Gracias de todo corazón por estos casi dos años contigo, los mejores años de mi vida. Doy millones de gracias a la vida y a ti por haberme brindado la oportunidad de conocerte y compartir cada instante desde entonces. Nuestros amaneceres en Vivood, los paseos en Santorini, los baños helados en Laponia y nuestros atardeceres en Es Vedrà. Tengo tantísimos recuerdos juntos y todos me hacen llorar de risa o de felicidad. Nuestra manera de hablar como niños pequeños, de cuidarnos, de querernos, de amarnos incondicionalmente y apoyarnos en todo”.

En el largo texto que ha compartido en redes sociales, y que ha borrado pocos minutos después, explicaba que “Echo tantísimo de menos estar contigo, tus caricias, tus manos, tus besos, tu boca, tu voz, tu apoyo, tus abrazos, tu amor, tu fidelidad, tu cariño, tu sonrisa, tus bromas, tu carisma. ¡Te extraño infinitamente! Daría todo por volver a pasar un día en nuestra casita, con nuestro bebé, Boby Puchum. Yéndole a pasear y comiendo en el Pescador. Viendo nuestras series, riéndonos y haciéndonos bromas continuamente, siendo felices, sencillos y discretos. Siendo nosotros, los Puchums”.

Para finalizar, se acuerda de los maravillosos padres de Álex: “Darle las gracias a los mejores padres que podrías haber tenido, a los que admiro por su incalculable fuerza, valentía y amor hacia ti. Siempre formarán parte de mi. Como solías decir, somos tus compañeros de batalla y creo que no podrías haber escogido mejor. Gracias por haber traído a este mundo al hombre de mi vida. Te amo por y para siempre, mi niño bonito, 9:00 PM siempre en Es Vedrà. Tu Puchum”.

Su hermano Clemente ha compartido nuevas imágenes de ambos

Pese a que el hermano mayor de Álex, Clemente se despidió públicamente de él el día después de que falleciese, ha vuelto a compartir nuevas imágenes de los dos, admitiendo que, aunque pasaron “pocos momentos juntos”, fueron muy buenos. “Te quiero. Todos te quieren Alex y créeme que jamás serás olvidado”, sentencia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Pocos momentos juntos, pero buenos, privados y sin compartir hasta ahora. Cuanto más miro tus fotos me pregunto como es posible, porque la vida puede llegar a ser tiene tan injusta? No merecías esto. Nadie merece este dolor. Muchas gracias de corazón a todos por los mensajes de apoyo que habéis mandado no solo a mi, sino a toda la familia. Es increíble y conmovedor ver cuántos habéis sido. Esto demuestra lo mucho que se quiere a Alex y el indeleble ejemplo que ha dejado en el enfrentar la enfermedad con coraje, valentía y dignidad como un auténtico gladiador hasta el final. Te quiero. Todos te quieren Alex y créeme que jamás serás olvidado.

Una publicación compartida de Clemente Lequio (@clem2leq) el