Manuel Carrasco, sus momentos más dulces como papi

El cantante ha formado una preciosa familia junto a Almudena Navalón y los dos hijos de ambos, Chloe y Manuel

Manuel Carrasco familia

A Manuel, de 39 años, se le cae la baba con sus dos peques.

A.L.J.

Para Manuel Carrasco no hay mayor tesoro que su familia. El cantante ha encontrado la estabilidad junto a la periodista Almudena Navalón y sus hijos: Chloe, que nació en 2017, y el pequeño Manuel, que vino al mundo el pasado 10 de marzo. Aunque el extriunfito es bastante receloso de su vida privada, no pierde la ocasión de presumir de clan. ¡Y a nosotros se nos cae la baba con la preciosa familia que ha formado!

En julio de 2017, Manuel y Almudena dieron la bienvenida a su primogénita, que colmó todavía más de amor a esta bella pareja. Ésta fue la bonita imagen que escogieron para presentar a Chloe a todos sus seguidores:

Los primeros meses como papis fueron realmente especiales para el artista y su mujer, que despidieron así de felices el 2017:

Sobran las palabras para definir los que significó celebrar el primer año de la queridísima Chloe:

Chloe ha heredado la vena artística de sus papis

Dicen que “de casta le viene al galgo”, y la rubísima Chloe da buena muestra de ello. La peque ha heredado las virtudes de sus papis. De su mami, la periodista Almudena Navalón, su vena más intelectual:

Con respecto a su papi, la peque ha heredado la vena artística. Así de bien toca el teclado. También morimos de amor viéndoles tocar la guitarra juntos.

La llegada del pequeño Manuel, en plena pandemia

El extriunfito y su mujer tuvieron a su segundo hijo, Manuel, en mitad del caos por el coronavirus. Una sacudida enorme que al cantante le costó digerir. Y es que el artista no llevó demasiado bien toda la incertidumbre causada por la pandemia. De hecho, estuvo varios meses ausente y sus fans se pusieron muy contentos cuando reapareció. Así presentaron a la familia al completo:

Manuel, junto a su “niño chiquitito”, que le ha sido de gran ayuda en estos duros momentos para él:

¡Estás hecho un padrazo, Manuel!