La bonita declaración de Kiko Rivera a Irene Rosales por su cumpleaños

El “dj” admite que este ha sido el peor año de sus vidas

La bonita declaración de Kiko Rivera a Irene Rosales por su cumpleaños

La pareja celebró el pasado 24 de mayo 6 años de amor.

A.L.J.

Este lunes, Irene Rosales cumple 29 años y su marido, Kiko Rivera ha querido felicitarle públicamente de una manera muy especial: compartiendo una imagen de la preciosa familia que han formado. Así, el hijo de Isabel Pantoja ha colgado en su cuenta de Instagram una fotografía en la que aparece la feliz pareja acompañada de sus dos hijas, Ana y Carlota, cuando la benjamina de la casa era una bebé.

Kiko, que ha encontrado la tan ansiada estabilidad al lado de Irene, le ha dedicado también unas dulces palabras, admitiendo que este ha sido el peor año de “nuestras vidas”. Recordemos que Rosales perdió a su madre el pasado mes de febrero tras una larga enfermedad y la joven lo ha pasado muy mal.

Eso sí, Irene ha contado con el apoyo incondicional de su marido. El mismo apoyo que le brindó ella para ayudarle a superar todos los problemas que tuvo el hijo mayor de Isabel Pantoja, que llegó a quedarse sin dinero. “Eres el motor que tira pal ante y nunca se cansa” escribe Kiko.

Unas preciosas palabras en concordancia con las que le dedicó el pasado 24 de mayo, cuando cumplieron nada menos que 6 años juntos. “No te cambio ni te cambiaré por nadie en esta vida. Gracias por ser la pieza que me faltaba para encontrar la felicidad plena”, le dijo Kiko.

Irene se emociona hablando de la muerte de su madre

Durante su participación este fin de semana en el programa “Viva la vida” Irene confesó lo culpable que se sentía por no haber ayudado más a su madre. Irene Rosales cumple 29 años admitiendo la culpa que siente tras la muerte de su madre: “Damos por hecho que las personas nos van a durar toda la vida. Me acostumbré a que mi madre tenía que cuidar de mi padre, yo tenía mi vida... me siento culpable por no haber hecho que mi madre hubiese disfrutado de su vida también".

Además, no dudó en admitir que "quien se me ha ido a mí ha sido la primera figura de mi familia, mi pilar, y lo pienso todos los días". Entre lágrimas, Irene explicó que Irene Rosales cumple 29 años admitiendo la culpa que siente tras la muerte de su madre “desde que soy mamá no he pensado que mi madre también tenía que tener una vida. Mi madre no se quejó pero pienso que si yo le hubiera dado esa vidilla le hubiese venido muy bien. Me va a costar quitarme esa culpa".