Alba, la hija de Mila Ximénez y Manolo Santana: sus Navidades más tristes

Alba Santana está a punto de dejar atrás uno de los peores años de su vida: el que siempre estará marcado por la pérdida de sus padres, con menos de seis meses de diferencia

alba santana mila

Alba Santana afronta su primera Navidad sin su madre, Mila Ximénez.

M.A.

Hoy se cumple medio año desde que Mila Ximénez falleciese, en su casa de Madrid, a los 69 años víctima de un cáncer. Seis largos meses en los que su círculo más cercano, incluyendo a Kiko Hernández, Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez, está aprendiendo a vivir sin ella. Pero si hay alguien a quien la pérdida de la colaboradora de 'Sálvame' le ha tocado especialmente de cerca, esa ha sido a Alba Santana, su única hija

Y es que, además de a su madre, con quien estaba muy unida, Alba tuvo que afrontar la muerte de su padre hace solo unos días. El pasado 11 de diciembre moría en Marbella Manolo Santana, toda una leyenda del tenis y, pese a que en los últimos años la relación con su hija Alba no era la más fluida, la joven no dudó en acudir a la capilla ardiente que se instaló en Madrid y atender a los medios con la amabilidad que siempre la ha caracterizado.

alba santana capilla ardiente manolo

Alba Santana quiso tener unas palabras con la prensa que se congregó en la capilla ardiente de su padre, Manolo Santana.

Alba Santana vive su luto lejos de las cámaras

Discreta como pocas, la hija de Mila Ximénez, de 38 años, está a punto de afrontar su primera Navidad sin ninguno de sus dos padres, sin duda un duro golpe para cualquiera. Gracias a dios, la joven cuenta con su marido, Aviv Miron, que es su mejor apoyo, y con sus dos hijos, unos niños a los que la colaboradora de 'Sálvame' adoraba y que también sentirán la ausencia de su abuela materna. 

Alba reside desde hace años en Amsterdam, la ciudad en la que reposan las cenizas de su televisiva madre y la que está viendo a sus hijos crecer.