Ana Obregón y Lequio, muy emocionados en el funeral de su hijo

La actriz, que tuvo fuerzas para leer una conmovedora dedicatoria, estuvo arropada por su familia y muchos rostros conocidos

Ana Obregón agradecida

La actriz agradeció a la prensa su apoyo y el respeto que ha mostrado durante todas estas semanas.

Redacción

Eran las 8 de la tarde del pasado 30 de junio cuando comenzaron a sonar los acordes de una pieza de Bach en la parroquia de Nuestra Señora de La Moraleja. Esa música marcaba el comienzo de una despedida llena de dolor y de amor, el de Ana Obregón y Alessandro Lequio por su hijo, Álex Lequio, fallecido el 13 de mayo, víctima de un cáncer.

El altar de la iglesia estaba lleno de flores blancas, de rosas, claveles, hortensias y, a ambos lados del pasillo central, se pusieron lirios, que conducían hasta una entrañable foto de Álex abrazado a su también fallecida mascota, Luna. El animal se fue de este mundo días después que su dueño. Aquel día, Ana, destrozada, compartió unas desgarradoras palabras en su cuenta de Instagram: "Pido cada noche que muy pronto pueda estar con vosotros".

La actriz, desconsolada, apareció en la parroquia a las 19.45, de la mano de Carolina Monje, la que, desde finales del 2018, era novia, amiga, amante, enfermera si era necesario y compañera incansable en su lucha contra la enfermedad.

Alessandro Lequio, roto por la pena, llegó con su esposa, María Palacios, y agradeció, cabizbajo, las muestras de cariño que recibió de todos los que se le acercaron.

Lequio y su esposa

Lequio y su esposa, a su llegada a la iglesia de Nuestra Señora de La Moraleja.

No faltaron en esta despedida numerosos rostros famosos, desde Boris Izaguirre hasta Ramón García, pasando por Terelu y el líder del PP, Pablo Casado.

La ceremonia, como era de esperar, fue de lo más emotiva. El sacerdote Alfonso Sánchez ofició el funeral y tuvo palabras consoladoras para los padres: «Ana, tú eres su madre en la tierra. Ahora, Aless tiene a la Virgen María, que le acuna como lo hacías tú cuando era pequeño. No olvidéis nunca que, como buen hijo que siempre fue, os seguirá cuidando desde el cielo».

ORT 03052847

Ana, con su hermana Celia y Carolina, la novia de su hijo.

El momento más emotivo de la ceremonia tuvo como protagonista a Ana Obregón. La actriz leyó una preciosa dedicatoria a su hijo Álex que arrancó el aplauso emocionado de los asistentes. La puedes ver completa en tu revista Pronto esta semana.