Ana Obregón y su mensaje más desgarrador: "Si pierdes un hijo, mueres con él"

La presentadora ha compartido una foto y unas palabras muy dolorosas en el día que marca 16 meses sin su hijo, Aless, que falleció en mayo del año pasado

Ana Obregon Aless Lequio 16 meses muerte

Ana Obregón junto a su hijo, Aless, en una foto que compartió en Instagram (@ana_obregon_oficial).

P. G. M.

El dolor que ha vivido Ana Obregón en el último año y medio es el que ninguna madre debería llegar a sufrir. La actriz todavía no consigue levantar cabeza tras la difícil pérdida de su hijo, Aless, que falleció el 13 de mayo del año pasado.

A pesar de que la actriz está tratando de resurgir de sus cenizas mediante nuevos proyectos, como su regreso a la televisión junto a Boris Izaguirre, su vida no ha sido la misma desde este trágico evento y siempre que puede y encuentra las fuerzas, comparte algunos de sus mejores recuerdos con su "guerrero de luz". Sus palabras, en cambio, no pueden ser más demoledoras.

Ana Obregón: "Si pierdes un hijo, mueres con él"

La presentadora ha encontrado en las redes sociales una vía de escape donde comparte sus pensamientos más profundos y sus reflexiones más sinceras. Como si de un diario se tratara, Ana sube fotos y vídeos llenos de significado que le ayudan a procesar la pérdida más dura de su vida.

En esta ocasión, la presentadora ha corregido una cita de José Saramago para hablar sobre el significado de la palabra "hijo", que tantísima importancia tiene para ella. "Hijo es un ser que nos prestaron para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos" comienzan las primeras líneas de la publicación.

La foto, una tierna imagen de cuando Aless era solo un bebé, acompaña estas palabras y a la humilde sugerencia que hace la actriz al final.

"Gracias por esta maravillosa definición , humildemente añadiría: Porque si pierdes un hijo mueres con él, y solamente te queda un inmenso dolor y la obligación de seguir viviendo", ha concluido Ana Obregón.

Unas palabras muy tristes con las que demuestra que, a pesar de que sabe que conseguirá tener fuerzas para salir adelante, no hay ni un solo día en el que deje de pensar en su hijo.