Anabel Pantoja recupera el tiempo perdido con su madre tras meses sin verse

A dos semanas de su boda, Anabel Pantoja ya disfruta de la compañía más especial: la de su madre, a la que no ve tanto como le gustaría...

anabel pantoja madre

Anabel Pantoja adora a su madre, Mercedes Bernal.

M.A.

Aunque Anabel Pantoja y su madre, Mercedes Bernal, vivan lejos, tienen una relación de lo más cercana, y la una nunca falta en los momentos importantes de la vida de la otra. Por eso, Mercedes se desplazó ayer a Canarias, para acompañar a su hija en las dos semanas previas a su boda, y ultimar con ella todos los preparativos. 

Hacía dos años que la madre de Anabel Pantoja no volaba a las islas, por lo que habrá llegado con muchísimas ganas de disfrutar no solo de su hija y su futuro yerno, ¡sino del espectacular clima y la gran gastronomía del lugar! Dicho y hecho: casi recién aterrizada, Mercedes salió a cenar con Anabel y Omar Sánchez. 

Así anunciaba Mercedes su llegada a Gran Canaria desde el aeropuerto de Sevilla: "Ya solo quedan unas horas para reunirnos, cariño", escribía.

Pero, pese a que la exmujer de Bernardo Pantoja (de quien se separó a los seis años de casarse, siendo Anabel muy pequeña) no viajaba a casa de su hija desde hacía dos años, no quiere eso decir que Anabel no haya visto a su madre en todo ese tiempo. De hecho, su último reencuentro fue hace solo tres dias, el pasado fin de semana, cuando Mercerdes acudió a la despedida de soltera que Isa P celebró con su prima en Doñana

Fue la mismísima madre de la futura novia la que mostró en redes su momento favorito del evento, ¡cuando su hija arrancó a cantar!

Una separación geográfica marcada por la pandemia

Sí que es cierto que, aunque Anabel y su madre aprovechan para verse siempre que pueden, el último año y medio ha sido especialmente complicado tanto para ellas como para todas las familias que no viven en la misma ciudad. Las restricciones de movilidad debido a la pandemia han hecho que la colaboradora haya estado más de siete meses seguidos sin poder disfrutar de la compañía de su madre, a la que adora. 

Ahora, madre e hija tienen por delante dos intentas semanas para vivir juntas, que tendrán un gran colofón final: la boda de Anabel Pantoja y "su negro".