Belén Esteban, cansada del conflicto con Jesulín de Ubrique: “Que no me provoquen”

La colaboradora de Sálvame se ha contenido en su respuesta para respetar el anonimato de su hija

Belén Esteban, cansada del conflicto con Jesulín de Ubrique: “que no me provoquen”

Belén Esteban estallaba ayer por la tarde en Sálvame Diario.

G.G.P.

Periódicamente, Belén Esteban sale a la palestra por algún tema y, pese a que la colaboradora cada vez se muestra más discreta con sus asuntos familiares y su vida privada, siguen saliendo temas pendientes de su pasado cada cierto tiempo. En este caso, la periodista Carmen Pardo intervino en Viva la Vida para explicar cuál es la situación entre los hijos de Jesulín de Ubrique y María José Campanario y Andrea, la hija del torero con Belén Esteban.

Pardo hizo un ejercicio de defensa de María José Campanario, a la que siempre se ha acusado de ser la culpable de la mala relación o, directamente, la no-relación entre hermanos desde pequeños. La periodista ha aclarado que, por lo que ella conoce, “Jesulín era quien decidía todo”. Además, ha explicado que Belén Esteban y Jesulín tenían un régimen de visitas quincenales de la hija entre ambos que no se cumplía, dejando entrever que progresivamente, esta había perdido la relación con sus hermanos.

Carmen Pardo, en duda

Belén Esteban se indignaba al ver las declaraciones de Carmen Pardo y le lanzaba un mensaje: “¿Tu sabes si eso es verdad, lo del acuerdo de cada quince días?”, “¿Estás segura de que no tienen contacto los hermanos?”. “Siempre echando la culpa a la misma, que soy yo, ya basta”, le dirigía cansada del asunto.

Belén hacía un amago de abandonar el plató al son de “no me provoquéis” y añadía como apunte final: “Yo solo voy a decir una cosa, a una se le pagan los estudios y a otra no”, haciendo referencia a que el padre de su hija se habría desentendido de este asunto. 

Una promesa entre Belén Esteban y su hija

Belén Esteban, desde que su hija es mayor de edad, está siendo especialmente cuidadosa con mantener el anonimato de la misma, una petición que le habría hecho para respetar su voluntad de no aparecer en los medios de comunicación. Una promesa “difícil para mi”, según Belén Esteban, ya que “son muchas cosas” de las que defenderse, tal y como explicaba ella misma en Sálvame Diario ayer por la tarde. 

Para zanjar el tema, Belén Esteban ha terminado indignandose aún más, diciendo que “ya está bien, no es verdad” y apelando a Jesulín: “Que le pregunten al de los quince días si sabe dónde estudia”, alegando que el padre de su hija no tendría ningún interés por lo que hace. En este sentido, algunos colaboradores, como Lydia Lozano o Chelo García Cortés han apoyado a Belén Esteban, explicando que creen que Jesulín ha sido muy cobarde en todo esto.

Carlota Corredera echaba una mano a Belén Esteban halagando la actitud de su hija, a la que ha calificado de tener una “madurez exquisita” por no salir a la palestra ni enviar mensajes públicos a través de su madre.