Los cambios de look de Malú antes de ser madre

La cantante está a punto de ser mami por primera vez

Los cambios de look de Malú antes de ser madre

En cuestión de días, Malú abrirá junto a su pareja, Albert Rivera, un nuevo capítulo de sus vidas: la maternidad. En los últimos días, y aprovechando los horarios en los que los ciudadanos pueden salir a pasear o hacer deporte, la cantante salió a caminar junto a su madre, que se encuentra ya a su lado ante la inminente llegada de su primera hija. En las imágenes, se podía apreciar el avanzado estado de gestación de la cantante, que no se esconde pese a saber que en los alrededores de su casa hay apostados fotógrafos desde hace días. Pero antes de que se sintiera como Fiona de ‘Shrek’, Malú ha manifestado una enorme capacidad de conversión física y de imagen, paralela a su vida personal e hitos profesionales.

 

¡Malú sin maquillaje

Malu sin maquillaje
 

En los últimos tiempos, la estrella musical ha optado por minimizar al maquillaje. Es más, en una de sus últimas publicaciones en Instagram posa al natural, algo inaudito en la artista que demuestra la confianza en sí misma que le ha reportado la madurez y el equilibrio que atraviesa junto a su actual novio, Albert Rivera.

El pasado 31 de marzo compartió una instantánea uniéndose a la iniciativa #yomecorono, para luchar contra la pandemia y lo hizo en su casa, con una sudadera sonriendo a la cámara y presumiendo de piel tersa e hidratada y de unas cejas perfectamente depiladas.

Una imagen que no pasó inadvertida para sus miles de seguidores que colmaron la publicación de piropos y halagos a su cara lavada. “Estás más guapa que nunca”, le escribió una fan; otra le comentó lo bien que le sienta el embarazo, y alguno más atrevido le llegó a insinuar que si algún día se cansa de su pareja, se casaría con ella 70 veces.

 

Malú, un antes y un después

Malu inicios
 

Sin embargo, a lo largo de sus 20 años de carrera hay un antes y un después. La evolución de Malú no solo ha sido evidente en su música, también en la imagen. Nada tiene que ver aquella adolescente que daba sus primeros pasos con ‘Aprendiz’ a la estrella internacional que es a día de hoy. De la despreocupación en su forma de vestir, peinarse y maquillarse de los inicios, al cuidado esmerado con el que su equipo mima todos los detalles pasando por toda esa transformación física de la que sus fans han sido testigos a lo largo de los últimos 20 años.

 

Malú, sus primeros pasos como rubia

Malu inicio
 

Corría el año 1998 cuando una Malú adolescente daba sus primeros pasos en el mundo de la música. María Lucía vestía como las chicas jóvenes de finales de los 90, con estilismos sencillos y teñida de rubia. En más de una ocasión, cuando le han puesto imágenes de sus primeras actuaciones, las observaba con cierto pudor y pena de aquella niña que trataba de superar su enorme timidez ante las cámaras.

De aquella melena clara y de los conjuntos de pantalón y chaqueta no quedan rastro. Pero antes de llegar a su look actual, Malú sufrió una enorme metamorfosis con distintos tonos capilares, cortes atrevidos y estilismos de lo más diverso.

 

Una joven Malú, en busca de su propio estilo

Malu castaño claro
 

Tras su debut meteórico, la cantante dejó atrás la media melena, el rubio de bote y empezó a trabajar su cuidada figura compaginando dietas y ejercicio. Debido a su juventud y la enorme actividad física que le exigían las giras, pronto fue evidente su pérdida de peso, que le permitió vestir prendas más ajustadas y escotes más pronunciados. Su tono capilar derivó en un castaño claro, con reflejos más anaranjados, que iluminaban una larga cabellera desfilada.

Su delgadez también se evidenció en su rostro, más afinado, y era habitual verla en eventos con vestidos por encima de las rodillas. El negro ya se convirtió por aquel entonces en una constante porque estiliza, reporta elegancia y nunca pasa de moda.

Asimismo, deja a la vista los tatuajes que decoran su piel, sobre todo el grabado en tinta de su pie derecho y el que se hizo hace años a la altura de su muñeca izquierda. “Tengo tantos tatuajes que parezco un jarrón chino”, dijo en una ocasión. Más tarde llegó el piercing en la nariz, otra de sus señas de identidad, que alterna con aros y pequeños brillantes.

 

El gran cambio ligado a su mayor éxito

Malu exito
 

Sin embargo, el gran cambio llegó en 2012/13, dos años claves en su carrera por la cantidad de grandes éxitos que le reportaron el recopilatorio ‘Dual’ y su noveno álbum de estudio,‘Sí’, al que acompañó una gira que quedará para historia de la música española, además de su fichaje como coach de ‘La Voz’.

Convertida ya en una diva musical, Malú llenó el escenario de fuerza y sensualidad con prendas ceñidas, sobre todo monos ultraceñidos y decorados con cadenas, lentejuelas y adornos brillantes. Esta prenda tan sexy, siempre en negro, se complementaba con botas altas, que le aportaban ese toque tan rockero. Entre los muchos cambios de vestuario se incluyen minivestidos brillantes más holgados y con tacones, que compagina con otras prendas de cuero, uno de sus textiles favoritos.

Para las promociones, presentaciones, eventos y entrevistas prefiere un estilo más cómodo. Es habitual verla lucir pantalones anchos, bikers de cuero, vaqueros, leggins y camisetas de algodón. Sin olvidar su pasión por la bisutería con pulseras, anillos y collares de estilo hippie y rockero.

 

El maquillaje y la melena de Malú

Malu maquillaje
 

Desde entonces y siguiendo los consejos de su estilista de cabecera, Soledad Rebollar, su melena se ha oscurecido con un moreno chocolate, que, en algunos momentos, ilumina con reflejos un poco más claros en las puntas. Un tono que contrasta con su tez blanca y que compagina a la perfección con el color de sus ojos. El corte, capeado, le permite hacer un peinado ondulado que le aporta volumen, una opción muy favorecedora que cuadra a la perfección con su look para el trabajo como para el día a día.

Los ojos ahumados son su maquillaje favorito, que acentúa con el lápiz negro en párpado superior e inferior y líneas de agua, y remata con máscara de pestañas negras. La base de maquillaje son tonos naturales y de textura aterciopelada, mientras que para acentuar sus marcados pómulos prefiere la gama de los rosas. Al centrar el foco de atención en los ojos, Malú no suele elegir por carmines rojos o tonalidades muy intensas. Entre sus pintalabios favoritos se encuentran los nude color maquillaje que luego remata con un poco de gloss.