Diego Arrabal pierde un juicio contra Mariló Monteró y deberá pagar 340.000 euros

El paparazzi y su compañero Gustavo González tendrán que indemnizar a Mariló Montero con una fuerte cantidad por unas fotos que le hicieron en topless en 2014

marilo montero diego arrabal indemnizacion

Mariló Montero lleva desde 2014 luchando por unas imágenes hechas en una playa privada.

V.P.

Mariló Montero empieza el año con buen pie. La periodista acaba de ganar una batalla legal contra dos de los paparazzis más polémicos, Diego Arrabal y Gustavo González. Los fotógrafos pillaron a la ex de Carlos Herrera en topless en unas vacaciones con una amiga, y desde entonces, ha intentado por todos los medios que esas imágenes no vieran la luz.

Según publica El Confidencial, Diego Arrabal y la pareja de María Lapiedra tendrán que hacer frente a una indemnización total de 340.000 euros (265.000 para Montero, y 75.000 para su amiga) por intromisión ilegítima en el derecho a la intimidad y el honor. La periodista fue cazada en Maldivas en las Navidades de 2014, y aunque no se llegaron a publicar las imágenes, sí estuvieron circulando por las redacciones de diferentes medios.

Los detalles de la sentencia a Diego Arrabal y Gustavo González

La resolución del 28 de diciembre de 2021 a la que ha tenido acceso el diario indica que Mariló Montero fue fotografiada en "escenas íntimas de la vida privada, como estar en pijama, o estar en una tumbona habiéndose desprendido de la parte superior del bikini; no en una playa, sino en lo que en aquel entonces constituía su domicilio, inviolable, protegido constitucionalmente".

Como propietarios de la agencia Diegus SL, Arrabal y González tendrían que hacer frente a esta sentencia por haber fotografiado a la periodista, entonces presentadora de 'La Mañana de TVE', y a su amiga, sin su consentimiento. El texto también rechaza la contestación a la demanda en la que los paparazzis trataban de ampararse en la libertad de información.

La sentencia aún puede ser recurrida, pero de hacerse firme, se trataría de la mayor sanción que se ha interpuesto por este tipo de delito. Esta cifra superaría a la que recibió Elsa Pataky en 2007, cuando fue pillada en topless por Interviú en Riviera Maya y protagonizó una de sus portadas. La actriz fue indemnizada en esa ocasión con 310.000 euros.