Irene Rosales: “Espero que Anabel llegue a la final de Supervivientes”

La colaboradora de televisión apoya a la prima de su marido en su aventura en Honduras

Irene Rosales

Irene, de 30 años, empezó su relación con Kiko Rivera en mayo del 2014. La pareja se casó en el 2016 y tiene dos hijas, Ana y Carlota.

Redacción

Irene Rosales reapareció en la capital catalana para asistir al desfile que organiza Pronovias. La mujer de Kiko Rivera, que acaba de lanzar una tienda "online" de bolsos, se mostró cercana y muy sincera, y habló sin tapujos de su matrimonio, de la relación con su suegra, Isabel Pantoja, y de otros temas familiares que le afectan.

PRONTO: Vuelve a haber rumores acerca de una posible infidelidad de Kiko. Esta vez, con una presentadora argentina.

IRENE ROSALES: Yo me lo tomo a cachondeo. Kiko y yo estamos divinamente, y no puedo estar haciendo caso a todo lo que se dice cada semana. Cuando no es una infidelidad es la familia, y, si no, un tema económico. He tomado la decisión de no hacer caso a nada. Mentiría si digo que no me entero de las cosas, porque tengo prensa en la puerta de mi casa y también me entero por redes sociales, pero es cierto que no veo para nada la televisión, porque me caliento y me entran ganas de entrar en directo a desmentir muchas cosas.

P.: Imagino que no es fácil desconectar.

I. R.: No lo es. Yo he hecho un gran esfuerzo, la verdad. Económicamente, me iba muy bien seguir trabajando en televisión y enterarme de las cosas, pero, psicológicamente, me afectaba, y por eso decidí apartarme del medio. Kiko y yo, ahora, estamos muy tranquilos, de maravilla.

La situación familiar de Kiko Rivera es complicada, ya que, a sus problemas con su madre (con la que no se habla), se suman los constantes rumores de infidelidad. 

kiko rivera y madre

Una imagen, de momento irrepetible, de Kiko y la cantante, con la que ahora no tiene relación.

"Espero que Anabel llegue a la final de 'Supervivientes'"

P.: Se ha dicho que lo vigilas y lo tienes muy controlado.

I. R.: ¿De verdad? La gente debe tener una imagen de mí de señorita Rottenmeier o la mano que mece la cuna. Me doy miedo a mí misma, ja, ja, ja. Si yo no confiara en Kiko, me habría separado, como lo hacen millones de parejas con hijos. Yo sigo con Kiko, y eso ya es una respuesta a todas las preguntas que me hacen.

P.: ¿Cómo ves a Anabel Pantoja en "Supervivientes"?

I. R.: La veo muy ilusionada y muy cambiada con respecto a la primera vez que fue. Espero que lo disfrute mucho, que esté bien con sus compañeros, dé juego y se entregue. Ojalá llegue a la final y salga muchas veces líder.

P.: Tu suegra, Isabel Pantoja, ha estado a punto de ser desahuciada de Cantora.

I. R.: Intento enterarme lo menos posible, porque me afecta ver mal a Kiko y todo lo que él tiene que pasar. No es plato de buen gusto, aún menos sabiendo que no tiene comunicación con su madre. Es complicado.

P.: En esta situación, ¿le animas a que vaya a visitarla?

I. R.: A mi marido lo apoyo en todo lo posible y le doy consejos, pero él también tiene sus razones para no ir. Como dijo en el último "Deluxe" al que fue, él le ofreció apoyarla, pero obtuvo una respuesta que no le gustó. Kiko ya ha hecho todo lo posible por ayudar a su madre.

P.: ¿Sigue esperando su llamada?

I. R.: No sé. No hay buenos ni malos, creo que entre Kiko y su madre ha habido poca comunicación, la verdad.