Isabel Gemio: "El trabajo ya no es mi prioridad"

La periodista vive centrada en sus hijos y en la fundación que creó en 2008

Isabel Gemio

La presentadora cumplió 60 años el pasado 5 de enero.

Redacción

Tras su mediática polémica con María Teresa Campos, Isabel Gemio ha decidido retirarse, todavía más, de la vida pública y centrarse en sus prioridades. Una de ellas, su fundación, creada en 2008 y centrada en las enfermedades raras, como la que padece su hijo, Gustavo.

El joven sufre una distrofia muscular de Duchenne, un mal minoritario, crónico e incurable. Por él y por las 7.000 personas que en el mundo sufren una enfermedad rara, Gemio ha dado a conocer su serie documental “Vidas no tan raras”. Aquí puedes ver un adelanto:

“Gustavo lleva más de un año sin ir a urgencias”

PRONTO: ¿Ha habido avances sobre esta enfermedad desde entonces?

ISABEL GEMIO: Hay tratamientos y ensayos clínicos nuevos y se ha acortado el tiempo de diagnóstico. Hay más medicamentos, proyectos de investigación y más conocimiento, pero queda mucho por hacer a nivel científico, sociosanitario y asistencia.

P.: ¿Cuál es el objetivo de la serie documental que has presentado?

I.G.: “Vidas no tan raras” da visibilidad a través de diferentes testimonios. Muestra cómo se vive con una enfermedad sin cura y, a veces, sin tratamiento. Una enfermedad grave, crónica e incurable pone patas arriba a la familia y hay que aprender a vivir de otra manera. Para mí ha sido un honor participar en este proyecto financiado por los laboratorios Alexion, así como en la campaña #3MillonesYaNoEsRaro.

P.: ¿Cómo es el día a día de tu hijo mayor, Gustavo?

I.G.: Cuidándose mucho y viviendo confinado, porque aún no lo han vacunado.

P.: ¿Cómo ha afectado el COVID- 19 a su vida?

I.G.: Pues mira, lleva más de un año sin urgencias y esto es algo extraordinario.

“Me gusta mucho la vida que llevo”

P.: ¿Y cómo ha afectado la pandemia a tu vida?

I.G.: Aunque está mal decirlo, personalmente, me gusta mucho la vida que llevo. Tengo tiempo para mis hijos, mis perras y para cocinar, algo que me encanta. Leo mucho, libros y artículos de prensa, veo mucho cine, series, atiendo las plantas del jardín, el huerto... Medito, hago ejercicio, paseo y quedo con amigos en casa o terrazas, aunque salgo muy poco. Me gusta estar en casa y prefiero no arriesgarme. Hasta que no haya inmunidad de grupo, nosotros nos vamos a cuidar. También preparo y grabo las entrevistas para mi canal de Youtube, pero el trabajo ya no es mi prioridad, sino disfrutar de todo lo que me emociona.

“Me encanta ser la dueña de mi tiempo”

P.: ¿ A quién te gustaría entrevistar en “Charlas con alma”?

I.G.: Me gustaría tener a Corinna Larsen o al Dalai Lama, pero es casi imposible.

Cuando le preguntamos sobre su conflicto con María Teresa Campos, la periodista prefiere no hablar del tema.

P.: ¿Cuál sería tu proyecto profesional soñado?

I.G.: Ya no pienso en ello. Del exterior necesito muy poco. Puedo hacer un documental, escribir un libro, hacer crecer mi canal de YouTube... o nada, porque me está encantando ser dueña de mi tiempo.

Pese a sus pocas apariciones públicas, Isabel acaba de participar en el programa de TVE Dos parejas y un destino, junto a Chenoa y Jesulín de Ubrique.

“Quiero viajar y visitar a quienes están lejos”

P.: ¿Cuál crees que ha sido el mayor logro de tu fundación?

I.G.: Financiar hasta siete proyectos de investigación en hospitales y universidades públicas y poner nuestro granito de arena en impulsar la ciencia. Hasta que llegó la pandemia, no habíamos dejado de crecer, pero este año está siendo crítico para la fundación. Estamos muy preocupados, ya que hemos tenido que anular la aportación anual que hacíamos a algunos proyectos. Pero soy optimista. La gente es cada vez más consciente de que hay que colaborar con la ciencia.

P.: Cuando pase todo esto, ¿adónde te gustaría ir?

I.G.: Quiero viajar y visitar a quienes están lejos.