Isabel Pantoja deja plantada ante el juez a la kiosquera a la que debe 76.000 euros

Isabel Pantoja no apareció ayer en el acto de conciliación al que estaba citada para esclarecer la deuda que tiene con Loli Pozo, la quiosquera a la que debe 76.000 euros

isabel pantoja quiosquera

Isabel Pantoja no se ha presentado en la conciliación con Loli, la quiosquera que le prestó los ahorros de su vida.

M.A.

Ayer era la fecha fijada para celebrar el acto de conciliación entre Isabel Pantoja y Loli Pozo, la quiosquera y ex amiga suya a la que debe 76.000 euros. El juzgado de instrucción número 1 de Chiclana, en Cádiz, era el lugar... pero ni la tonadillera ni ninguno de sus representantes legales apareció por allí. 

Según informa Paloma García-Pelayo en OK Diario, "Ni ella, ni su abogado ni nadie acudió al acto de conciliación", lo que supuso todo un varapalo para Loli, la demandante, que en el pasado se consideraba una gran amiga de Isabel. 

"Me he portado muy bien con ella, para mí han sido una familia y es el dolor más grande que yo he podido tener. He llorado mucho y sigo llorando", declaraba la quiosquera el pasado mayo a la misma periodista, esa vez, para las cámaras de 'El programa de AR'. 

entrevista quiosquera deuda pantoja 8 628x335

Loli Pozo hizo público su proceso legal con Isabel Pantoja el pasado mayo.

Un préstamo de Loli a Isabel que nunca le ha sido devuelto

El motivo que ha llevado a esta quiosquera sevillana a llevar a juicio a Isabel Pantoja fueron los 76.000 euros que prestó a la tonadillera unos meses antes de entrar en la cárcel, en 2014, y que nunca le han sido devueltos. Eran los ahorros de toda su vida, y de esa cantidad, la madre de Kiko Rivera solo le devolvió 10.000, y lo hizo cuatro años más tarde, en 2017. 

"Tras la negativa para conciliar, el siguiente paso es la demanda", ha explicado el abogado de Loli a Paloma García-Pelayo. Una demanda que le será comunicada a Isabel Pantoja en uno de los momentos más duros de su vida. Con la muerte de su madre aún reciente (no han pasado ni dos semanas) y con otra causa judicial en el horizonte, ya que el próximo marzo Isabel tendrá que sentarse en el banquillo como acusada de insolvencia punible