Jesulín de Ubrique y sus hermanos, en el adiós a Humberto Janeiro

Los cuatro hijos y su pareja, Camila Naranjo, despidieron al empresario taurino en el cementerio de su localidad natal, Ubrique

Jesulín de Ubrique y Mª José Campanario (Funeral Humbero Janeiro)

Jesulín de Ubrique y su mujer, María José Campanario, llegan al tanatorio de Ubrique para despedir a Humbero Janeiro.

Foto: Pronto

C. A.

Jesulín de Ubrique, sus hermanos y el resto de la familia dieron el último adiós a Humberto Janeiro en el cementerio de Ubrique a primera hora de la tarde de hoy. El patriarca del clan taurino falleció el pasado domingo debido a las complicaciones derivadas de un shock séptico, que le obligó a permanecer varios días ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Jérez de la Frontera.

Ausencia de su ex mujer, Carmen Bazán, y sus nietos

El cuerpo del empresario de 76 años llegaba a su localidad natal por la mañana, acompañado del menor de los hijos, Víctor Janeiro. En el tanatorio, los restos fueron velados, además, por el afamado torero y su mujer, María José Campanario, el hermano mayor, Humberto y Carmen Janeiro, que logró esquivar a la prensa. Llamó la atención la ausencia de su ex mujer, Carmen Bazán y sus nietos.  Los tres hijos varones y un familiar fueron los encargados de llevar el féretro hasta la capilla donde se llevó a cabo el responso y minutos después al campo santo gaditano.

HUMBERTOJANEIRO

Humberto Janeiro, junto a un familiar en el tanatorio donde se llevó a cabo el velatorio a su padre, Humberto Janeiro.

También se encontraba allí su compañera en los últimos años, Camila Naranjo, la mujer con la que Humberto Janeiro rehizo su vida tras la separación de la madre de sus hijos en 2003. Visiblemente afectada, Camila estuvo a su lado desde que fue ingresado por unas úlceras en el pie que, desgraciadamente, derivaron en un fallo multiorgánico.

Otro duro golpe para los Janeiro en dos meses

Pese al distanciamiento de los últimos años, los herederos hicieron piña en los últimos momentos de vida del gaditano y estuvieron muy pendientes de su estado de salud. Janeiro fue el máximo responsable de la carrera de éxito de la ex pareja de Belén Esteban, todo un fenómeno de masas en la década de los 90. El joven diestro fue desde entonces portada de las revistas del corazón y de los programas de televisión, pero también su progenitor y el resto de la familia.

Este es el segundo duro golpe para la familia Janeiro en las últimas semanas. El pasado mes de junio, Laly Bazán, hermana de la matriarca, perdió a su hijo Pedro a los 55 años al no superar un complicado postoperatorio.