Julián Contreras vive sus horas más bajas

Despedido de TVE, al cuidado de su padre y sin hablarse con sus hermanos: Julián Contreras Jr. está atravesando uno de los momentos más duros de su vida

julian contreras jr

Julián Contreras Jr. ha recibido numerosos reveses en su vida.

M.A.

El programa 'Días de verano', de TVE, iba a suponer la vuelta de Julián Contreras Jr. a la televisión desde 2018, pero finalmente no ha podido ser. Tras su participación duramente criticada en redes sociales, la dirección del espacio ha decidido prescindir del hijo de Carmina Ordóñez en su mesa de debate, y así lo anunciaba en sus Stories el propio colaborador: "Queridos míos, os anuncié que volvería este viernes a 'Días de verano', pero no será posible. Causas ajenas a mi voluntad". 

Haber perdido su trabajo en televisión es solo una gota más en el vaso de Julián Contreras Jr, que vive una situación más que delicada. Actualmente al cuidado de su padre y con varios negocios fracasados a sus espaldas, su nombre sale a la luz cada cierto tiempo... y casi nunca asociado a buenas noticias. 

julian contreras libro

Julián Contreras es el autor del libro 'El fracaso es un éxito'.

Su casera le denunció por impago hace algunas semanas

El pasado mes de junio, la propietaria del piso de Móstoles en el que viven de alquiler Julián Contreras y su padre, el que fuese el segundo marido de Carmina Ordóñez, hizo público en 'Viva la vida' que el joven le debe más de 9.000 euros y que, de no pagarle, se vería obligada a deshauciarle. Al ser preguntado, Julián negó todas las acusaciones y, a la vez, aclaró que todo estaba "en manos de la justicia", sin dar más declaraciones. 

Hace ahora tres años, padre e hijo sufrieron también un primer deshaucio. El que fuera concursante de 'GH VIP' lo relató él mismo a Europa Press en su día: "Desde que me desahuciaron y no me dieron ni la prórroga de 30 días que establece la ley, cada día hemos dormido en un lugar. La primera, un amigo dentista nos dejó un sótano de su consulta".

Vive cuidando a su padre, que sufre una enfermedad que le ha dejado casi ciego

Julián Contreras padre pasó de ser un habitual en todas las revistas a que se hiciese silencio en torno a su nombre. Desde que se alejó el foco mediático, Contreras vive con su hijo, quien dedica gran parte de su tiempo a cuidarle. Y es que el que fuera marido de 'la divina' sufre una enfermedad que le está afectando a la vista. 

Mujer Hoy se hizo entonces eco de las declaraciones de Julián sobre la enfermedad de su padre: "Un día viendo la televisión me dijo que no veía, me lo llevé a toda prisa a Urgencias y luego le pasó en el otro ojo. Sí, es cierto, mi padre se está quedando ciego", decía en 2018. 

 

No tiene relación con sus hermanos Fran y Cayetano

Otro de los frentes que tiene abiertos Julianín es la nula relación que mantiene con sus hermanos mayores, nacidos del primer matrimonio de su madre con Paquirri. Él es consciente de que la prensa nunca le ha tratado igual que a Fran Rivera o a Cayetano, y lo puso de manifiesto en una entrevista que concedió a La Razón.

"No sé en qué momento mis pasos me han llevado a un punto en el que, en los medios, me he convertido en un personaje que es más útil y rentable cuando se le sacude", dijo Julián, que no pudo evitar compararse con su hermano mayor: "Francisco tiene un espacio en un programa de televisión cuando siempre se ha llevado mal con la prensa (...) ¿Por qué a mí no se me puede dar esa oportunidad?", explicaba. 

julian contreras hermanos

Julián Contreras Jr. con su padre y sus hermanos, Fran y Cayetano Rivera.

Aunque no tiene una relación cercana con ninguno de los dos, con quien sí tiene contacto de vez en cuando es con Cayetano. Incluso durante la pandemia se intercambiaron mensajes y, a modo de acercamiento, el marido de Eva González subió a sus redes el pasado marzo esta foto familiar junto a un corazón. ¿Estarán cerca los hermanos de reconciliarse?

 

 Un reencuentro familiar en este momento sería, sin duda, un gran chute de energía para Julián Contreras Jr. que, con una carrera laboral que no termina de despegar, sin hablarse con su familia y al cuidado de su padre casi ciego, está pasando por uno de los trances más duros de su vida.