Kiko Rivera y su última declaración a Irene Rosales

El cantante se encuentra de vacaciones en Huelva con su mujer y sus hijas

Kiko Rivera y su última declaración a Irene Rosales

Kiko Rivera e Irene Rosales se muestran de lo más enamorados en las redes sociales.

S.C.P.

Kiko Rivera le ha dedicado una romántica declaración a su mujer, Irene Rosales, a través de sus redes sociales. La pareja está pasando unos días de vacaciones en familia en Matalascañas, Huelva, en una villa privada delante de la playa que el cantante ha mostrado a través de Instagram.

“Fuiste, eres y serás mi más bonita casualidad. Te amo”, ha escrito Kiko acompañando a una imagen en la que aparece la pareja tomando el sol, con Irene sentada encima de Kiko y pasándole el brazo por detrás del cuello.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko) el

 

Pero esta no ha sido la única declaración del artista en las últimas horas, y es que el hijo de Isabel Pantoja ha dedicado una canción y unas bonitas palabras a su hija Ana. En una imagen en la que padre e hija se dan un beso en la piscina, Kiko ha escrito los siguientes versos:

“Te cuidaré, te escucharé, seré tus manos y también tus pies. Tú eres mi sueño hecho realidad, no sabes cuantas noches te llegué a soñar. Ana de mi corazón, siempre intentaré pase lo que pase en este mundo que seas así de feliz”. ¡Qué bonito!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko) el

 

Irene se convierte en sirena

La familia, después de pasar unos días en Canarias con Anabel Pantoja y su prometido, Omar Sánchez, ha trasladado sus vacaciones a la costa andaluza. Allí, están disfrutando de una villa privada con piscina donde Irene Rosales ha vivido la experiencia de convertise en una sirena.

Ataviada con una cola rosa y azul, la colaboradora de Viva la vida ha posado dentro del agua acompañando la imagen con la canción de ‘La Sirenita’: “Bajo del mar... Hay siempre ritmo en nuestro mundo. Al natural...”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Irene Rosales Vázquez (@irenerova24) el