María Teresa Campos: “En el amor no estoy cerrada a nada”

María Teresa Campos fue la protagonista de “Lazos de sangre”, donde repasaron su trayectoria personal y profesional

Maria teresa Campos

La famosa comunicadora afirmó que su marido ha sido el hombre más importante de su vida.

Redacción

El programa presentado por Boris Izaguirre, "Lazos de Sangre", dedicó un bonito homenaje a María Teresa Campos, en el que hicieron un repaso por los eventos más importantes que han marcado la vida laboral y personal de la comunicadora malagueña. Y es que, a pesar de que estos últimos años su casa profesional ha sido Mediaset, donde recaló en 1996 con “Día a día” (aunque hubo un breve paréntesis en el que estuvo en Antena 3), no hay que olvidar que, prácticamente toda su carrera televisiva se desarrolló en la cadena pública, empezando con Jesús Hermida.

“Hay hombres mayores que merecen la pena”

Recién cumplidos los 80 años, María Teresa no tuvo reparos en contestar todas las preguntas que le formularon, incluidas las relativas a su vida privada.

Si bien su trayectoria profesional ha sido encomiable, los últimos años se ha hablado más de ella por su relación y posterior ruptura con Edmundo Arrocet, un tema que ha llenado horas y horas de la parrilla televisiva de Telecinco.

A pesar de lo dura que fue esa separación, especialmente por las formas que tuvo el humorista de dejar a Teresa por WhatsApp, la presentadora afirma estar abierta al amor. “No estoy cerrada a nada, pero es difícil porque ya soy mayor. Pero también hay hombres que son mayores y que están solos y que todavía merecen la pena”, explicó durante su intervención, en la que también hizo balance de los hombres que han pasado por su vida, siendo el más importante su difunto marido.

“El que más me ha marcado es el padre de mis hijas, los demás han sido itinerantes”, confesó, haciendo una excepción con Félix Arechabaleta, con el que tuvo una relación durante 14 años. “Ha sido el hombre con el que he estado más años en mi vida”, recordó.

De hecho, mantuvieron la amistad cuando se separaron, por lo que su fallecimiento en el 2006, cinco años después de la ruptura, fue un duro golpe para las Campos. “Para mí Félix era como un padre. Todavía me duele verle en algunas fotos”, confesó una emocionada Terelu.

No te pierdas el artículo completo en el nuevo número de tu Revista Pronto.