Mario Casas disfruta de unas románticas vacaciones en Mallorca

El actor está compartiendo riquísimas cenas al atardecer con alguien especial

Mario Casas portada

Mario Casas está jugando al despiste sobre quién es su acompañante.

S.C.P.

Mario Casas está pasando unas románticas y relajantes vacaciones en Mallorca. El actor ha colgado unas publicaciones en las que se le ve muy relajado en la piscina y disfrutando del mar encima de una moto de agua, pero también está compartiendo estos momentos con alguien muy especial.

El actor se encuentra en una lujosa finca que cuenta con piscina y vistas a la naturaleza. El hotel está situado en pleno centro de la isla, al lado de las montañas de Pina y Lloret de Vista Alegre, por lo que no está precisamente cerca de la costa.  

“Tiempo para relajarse y disfrutar”, ha escrito al pie de una imagen en la que aparece el intérprete, completamente despreocupado, disfrutando de la piscina vacía.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Mario Casas (@mario_houses) el

Se desconoce si Mario está acompañado de su nueva novia, Deborah François, quien no ha compartido nada en las últimas horas en sus redes sociales, no obstante, está claro que el actor está compartiendo estos días de vacaciones con alguien especial.  

Por otro lado, Casas también ha demostrado que no solo domina las motos en carretera (como en ‘A tres metros sobre el cielo’), sino también las de agua. El intérprete ha publicado un divertido momento sobre el mar en el que se desliza sobre las olas con mucha destreza.

 

Cena y desayuno románticos

A pesar de que no sabemos con quién está compartiendo Mario estos relajantes días en Mallorca, está claro que el actor y su acompañante están disfrutando al máximo de la experiencia gastronómica del lugar.

En sus últimas historias de Instagram, podemos ver cómo él y otro comensal disfrutaron de una romántica cena al atardecer, que incluía algunas tapas como jamón o bocaditos de queso.

Además, esta mañana, Mario y su acompañante también han desayunado muy bien: embutido, judías con butifarra y huevos fritos, bocadillitos… ¡No se privan de nada!