La emotiva forma en la que Mario Casas recibió su Goya

En su primera nominación, Mario Casas ha ganado su primer Goya. El actor lo recibió en casa, acompañado de toda su familia

mario goya

Mario Casas ganó su primer Goya por 'No matarás'.

M.A.

Era el favorito y las apuestas no fallaron. La Academia reconoció el pasado sábado, por fin, el talento de Mario Casas otorgándole su primer premio Goya menos de una semana después de haber ganado su primer Feroz. Sus compañeros y el público llevaban años reclamando una nominación para el actor, que es uno de los más trabajadores de nuestra industria. Poco queda ya de aquel chico guaperas que salía sin camiseta en todos sus proyectos: sigue siendo igual de guapo, pero ha demostrado que es un actorazo capaz de enfrentarse a cualquier papel más allá de enseñar torso. 

Mario Casas recibió su Goya al mejor actor en casa, acompañado de su (numerosa) familia, que no dudó en abalanzarse sobre él para besarlo y abrazarlo en cuanto José Coronado pronunció su nombre. Él, como pudo, intentó que se apartaran al grito de "¡que me han maquillado!". El actor mostró entonces su particular "cabezón", un muñeco de Iron man que había hecho Dani, su hermano de 6 años, y que, aunque en un principio no quiso dárselo, después le prometió que si ganaba se lo regalaba. 

Así ha sucedido: "Es el mejor premio del mundo" dijo, refiriéndose al galardón que había hecho el pequeño. En su discurso, Mario también se acordó de sus compañeros de nominación (nada menos que Javier Cámara, Ernesto Alterio y David Verdaguer) y, cómo no, del reparto de 'No matarás', la cinta por la que ha ganado. Milena Smit, su compañera en la película, aparecía en una ventanita durante los agradecimientos del actor, visiblemente emocionada, ya que se han hecho grandes amigos. 

La mejor frase del speech de Mario fue la última, dedicada a quienes solo le encasillaban en sus primeros papeles de chico guapo. Lejos de arrepentirse de esa época, el actor dedicó su premio "a todos aquellos que, alguna vez, habéis estado 'a tres metros sobre el cielo' (en referencia a la saga de pelis que protagonizó en su juventud), muchísimas gracias a todos", demostrando así una gran profesionalidad.

Ni rastro de su chica, Deborah François

Hace solo unos días, cuando le preguntaban por su chica, la actriz francesa Deborah François, Mario solo decía que su corazón "latía muy fuerte". Aunque reacio a mostrar su vida personal, daba así una pista de que lo suyo iba a las mil maravillas... 

mario casas deborah

Mario Casas y Deborah François en un fotograma de 'El practicante'.

Pero durante la celebración del Goya de Mario no hubo ni rastro de su pareja, a quien conoció en 2019 en el rodaje de la película 'El practicante'. ¿Se habría quedado tras la cámara haciendo la gala de la discreción de la pareja o no pudo acompañar a su chico en la noche más feliz de su vida?