Mila Ximénez ha dejado regalos para sus compañeros

Haciendo gala de su gran generosidad por última vez, Mila dejó establecido cómo quería repartir sus objetos más valiosos entre su familia y amigos

mila ximenez regalos companeros familia

La colaboradora estaba muy unida a sus hermanos y a algunos de sus compañeros de Sálvame

Redacción

La muerte de Mila Ximénez el pasado 23 de junio ha dejado a sus compañeros de 'Sálvame' desconsolados. Su ausencia todavía es dolorosamente evidente en el plató, pero algunos de sus amigos, los más cercanos, la seguirán teniendo presente, sobre todo, en sus casas, gracias a los recuerdos que Mila, generosa hasta el final, les ha regalado.

Tal y como se pudo comprobar en las imágenes del desmontaje de su casa, supervisado por su hermano Manolo, Mila dejó atado y bien atado a quién quería regalar cada una de sus pertenencias. Por ejemplo, a su adorado Kiko Hernández, le dejó un cuadro y a Belén Esteban, un misterioso sobre cuyo contenido todavía no había sido desvelado públicamente por la de San Blas.

Los regalos de Mila viajarán a destinos muy distintos

Algunos de los objetos que los operarios fueron cargando en un camión, llevaban carteles que revelaban su próximo destino y que probablemente habían sido colocados por Mila o por alguien cercano a ella siguiendo sus instrucciones. Un jarrón con la palabra "Granada" indicaba que se lo dejaba a una de sus hermanas, que reside en esa ciudad andaluza.

Y un retrato de ella con su hija cuando todavía era un bebé viajará a Amsterdam, donde vive Alba con su marido, Aviv Miron, y sus hijos Alexander, de 14 años, y Victoria, de 8.

Ova, la perrita de Mila Ximénez, tiene una nueva familia

Por otra parte, muchas personas que querían o admiraban a Mila se ofrecieron para quedarse con su perrita, Ova, cuando su dueña ya no estuviera. Sin embargo, según informó Marisa Martín Blázquez en 'El programa de Ana Rosa', Ova fue acogida por una familia con niños días antes del fallecimiento de la sevillana.

"Poco tiempo después de que entregasen a Ova, Mila se fue. Parecía que quería esperar hasta ver con quién la dejaban", dijo la periodista, dando muestra una vez más el generoso y gran corazón que tenía Mila Ximénez.