Quique San Francisco, el actor que vivió como quiso

El intérprete falleció el pasado 1 de marzo, a los 65 años, por una neumonía bilateral

Quique San Francisco

El actor, que gozaba de un admirable sentido del humor, en una foto reciente.

Redacción

Famosos del mundo del espectáculo como Lolita, Pablo Motos, Beatriz Rico, Gabino Diego o Pipi Estrada acudieron el pasado miércoles 3 de marzo al Tanatorio Norte de Madrid para, con un brindis en la capilla ardiente, despedir a uno de los artistas más libres e irreverentes: Quique San Francisco.

El actor, un perfecto “canalla” y vividor, falleció el 1 de marzo en un hospital de Madrid por una neumonía bilateral, nueve días antes de que hubiera cumplido 66 años de una vida que pudo haber sido cualquier cosa, menos aburrida. Y esta energía la contagiaba a todos quienes le conocieron. Fueron muchísimos los famosos que le dedicaron emotivas palabras de despedida tras enterarse de su muerte.

Quique fue el primer amor de Rosario

Una de ellas, Rosario, con quien mantuvo una relación de 4 años, y que le dedicó un sentidísimo texto en sus redes sociales. Su adicción a la heroína truncó su noviazgo con la hermana de su amigo del alma, Antonio Flores.

Salió de la droga por su madre, de la que decía que era su “único mando”, y siempre tuvo buena relación con su padre. “Era un golfo, pero un hombre talentoso. Me he reído mucho con él”, contó en una entrevista este hombre de azulísimos ojos saltones y cabellera peleada con el peine que no tenía temas tabú a la hora de hablar y era devoto de la cerveza. Siempre en vaso.

Problemas económicos

En el 2002, un accidente de tráfico le dejó dos años en silla de ruedas. Lo que hizo con la indemnización que cobró después le retrataba: en vez de pagar las muchas deudas que tenía, se la gastó como si no hubiera un mañana.

Su último papel fue haciendo de Muerte para el último anuncio de Campofrío. Genio y figura.

No te pierdas en tu Revista Pronto, el repaso completo a la biografía de este particularísimo artista.