Rafa Nadal: las mujeres que le han llevado al triunfo

El tenista acaba de ganar su 13º Rolland Garros, ha sido duro, pero siempre bien acompañado

Rafa Nadal con copa

El tenista está muy orgulloso de su 13º triunfo en Rolland Garros.

S.C.P.

Sólo dos días después de que Rafa Nadal se hiciera con su 13º Rolland Garros e igualase a Roger Federer con 20 grandes títulos, el Gobierno acaba de concederle al mallorquín la máxima concecoración para un deportista en España: la Gran Cruz de la Orden del Mérito Deportivo. Nadal se siente especialmente orgulloso porque ha alcanzado la excelencia, a pesar de que el confinamiento le pasó factura tanto en lo físico como en lo anímico. Y no duda en reconocer que ha "sobrevivido" a una situación tan atípica y ha triunfado gracias a su familia. Especialmente, gracias a las tres mujeres que más quiere en el mundo.

Nada más ganar a Djokovic se lanzó para fundirse con ellas en un tierno abrazo: su madre, Ana María Parera; su hermana, Maribel Nadal; Mery Perelló, la novia de Rafa Nadal, con quien celebra su primer aniversario de boda este lunes, 19 de octubre.

Rafa Nadal abrazo

Su madre, su hermana y su mujer le animaron a cada punto y aplaudieron un partido prácticamente perfecto en París.

 

Así son las mujeres de la vida de Rafa Nadal

Maribel, la hermana de Nadal, es cinco años menor que el tenista y la protege hasta el extremo que, según se lee en la biografía del tenista, "la llama o le manda SMS diez veces al día, esté en la parte del mundo en que esté, y se inquieta ante la menor insinua- ción de que pueda estar enferma".

Tras graduarse en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y obtener un máster en Dirección y Gestión del Deporte, trabaja en el departamento de marketing del Rafa Nadal Sports Centre de Manacor. Mery Perelló era compañera de pupitre de Maribel Nadal en el colegio Pureza de María de Manacor y ella fue quien, siendo adolescentes, se la presentó a su hermano

Ana María Parera, su madre, ha sido siempre el pilar del clan. La mujer que creó la única "doctrina" que quienes rodean a su hijo han de seguir: la normalidad. Podría haberse pasado el tiempo alardeando de su famosísimo hijo, pero siempre le ha tratado como a su niño, el Rafel, como le llaman en casa, y sólo ha procurado que fuera feliz, con o sin trofeos.

Mery Perelló es la tercera pata sin la que el banco de Rafa Nadal no podría sostenerse y es tan discreta o más que su suegra y su cuñada. Ella es quien mejor le entiende y la persona en la que el tenista confía por completo. Además de ser su gran amor.

¿Quieres saber más sobre ellas? Esta semana, te lo contamos todo en tu revista Pronto.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Rafa Nadal (@rafaelnadal) el