Rocío Carrasco destapa los montajes de Antonio David Flores

En los capítulos 4 y 5 de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', Rocío Carrasco revela los negocios de Antonio David Flores con un conocido paparazzi... y el sentimiento de Rocío Jurado respecto a su yerno

rocio 2

Rocío Carrasco centró ayer su relato en destapar los montajes de Antonio David Flores con un paparazzi, y en la relación de su ex con su madre.

M.A.

Una vez más, los dos capítulos de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva' se mantuvieron como líderes indiscutibles de audiencia: obtuvieron más del 25% de cuota de pantalla. Y es que la historia en primera persona de Rocío Carrasco tiene en vilo a medio país. Ayer, gran parte del relato giraba en torno a la relación de la pareja con la prensa durante su complicado proceso de separación: según contó la protagonista, era Antonio David quien llamaba a los periodistas cada vez que tenía que recoger a los niños, o cuando se presentaba sin previo aviso en su casa... 

Los negocios de Antonio David con un famoso paparazzi

Lo que cuenta Rocío es que, cuando decide separarse de Antonio David Flores, este se asocia con un paparazzi llamado Pablo González, popularmente conocido como 'El Calvo'. Al parecer, Antonio David y el fotógrafo tenían un acuerdo: vender fotos a las revistas de entonces y repartirse las ganancias 70-30%. Comienza así una persecución hacia ella, intentando obtener el que sería el tema más jugoso: pillar a la hija de la cantante "con cada persona del sexo opuesto que se me acerca", cuenta.

Así, la persecución se va haciendo más y más fuerte, hasta una mañana en la que el malagueño se presenta en casa de Rocío Jurado dispuesto a, supuestamente, pillar a su exmujer con otro hombre. Eso no sucede porque en la casa solo estaban Rocío Carrasco, los niños y el matrimonio que trabajaba como servicio de la casa. Ese momento es capturado por los paparazzis, y la reacción de Antonio David sale en numerosas revistas y en televisión

Antonio David, ya separado de Rocío, seguía teniendo como domicilio la casa de Rocío Jurado

En el momento en el que la pareja decide separarse, ella se muda con sus hijos a un piso cercano al domicilio de su madre, en La Moraleja, donde habían vivido junto a Antonio David Flores durante su matrimonio. Pero el malagueño decide quedarse en el chalet de la cantante y, según el relato de la protagonista, "se dedica a hacer horrorosa la convivencia": llegada a casa a deshoras, trato vejatorio al servicio doméstico... Son numerosas las actitudes del exguardia civil que denuncia Carrasco. 

Incluso Rocío muestra un documento legal que le hizo llegar 'la Jurado' a su exyerno "invitándole" a que abandonase su casa durante un periodo de tiempo que ni ella ni Ortega Cano iban a estar. Según cuenta, en esos días en los que Antonio David sabía que la casa estaba cerrada y vacía, se presenta con la prensa para llamar al timbre a recorger a sus hijos... obviamente nadie abre "y eso le sirve para, de nuevo, hacer caja", dice. 

La verdadera relación entre Antonio David Flores y Rocío Jurado, según Rocío Carrasco

Otra de las cosas de las que dio ayer Rocío Carrasco su versión fue de la relación entre su exmarido y su madre, una relación que la prensa del corazón siempre ha manifestado que era ejemplar. Pero la protagonista afirma que nada más lejos: "Mi madre vivía acojonada y cagada, le temía como al demonio" dice, tajante. De hecho, uno de los momentos más emotivos de la noche es cuando Carrasco relata que Rocío Jurado fallece pensando en que "tenía que pagar mil millones de pesetas a Antonio David". 

Este dinero sería la contraprestación económica que el malagueño le solicitó a su suegra tras las declaraciones de la cantante en un programa argentino en el que, mientras pensaba que no le estaban grabando, le reveló a la presentadora los malos tratos que sufría su hija por parte de su yerno. 

Una controvertida figura legal

Antonio David Flores recurre nada menos que al famoso abogado Emilio Rodríguez Menéndez para que le represente durante el proceso legal de su divorcio. "Desde la llegada de Rodríguez Menéndez, todo el que está a mi lado desaparece. El único que no desaparece es Fidel. La finalidad era aislarme", relata Rocío, llegando a confesar que vivía con miedo de que les pasase algo.

"Empiezo a tener llamadas muy extrañas. No dormía por la noche. Yo miraba todo, hasta debajo del coche", cuenta sobre lo que vivió.

En los próximos capítulos...

El próximo miércoles día 7 se podrán ver los dos siguientes capítulos de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva'. En ellos, Rocío Carrasco seguirá dando su versión del complicado proceso de separación que vivió: en esta ocasión, hablará de todo lo referente a los dos hijos de la pareja.