Rocío Carrasco y Antonio David: 25 años de la boda que acabó en infierno

De haber seguido juntos, la expareja habría celebrado hoy las bodas de plata

Rocío Carrasco y Antonio David portada

Rocío Carrasco y Antonio David, así fue su boda hace 25 años.

S.C.P.

Hoy se cumplen 25 años de la boda de Rocío Carrasco y Antonio David Flores. La expareja se casó el 31 de marzo de 1996 y, a pesar de la gran fiesta que se celebró ese día, hoy ambas partes están de actualidad pero por motivos muy diferentes

Lo que hoy podrían haber sido unas bodas de plata, terminó en una guerra de la que, hasta hace dos semanas, solo conocíamos la versión de Antonio David. Ahora que Rocío Carrasco ha dado un paso al frente y ha contado su verdad, se han añadido muchos matices a esta historia de desamor e incontables pasos por los juzgados. Y es que, según 'Rociíto', el que fue su marido, "me ha hecho pasar un infierno".

Así fue la boda de 'Rociíto' y Antonio David

Con tan solo 18 años, la hija de Rocío Jurado dio el 'sí, quiero' al exguardia civil, que tiempo más tarde se convertiría en 'persona non grata' para ella. No obstante, tal y como ha desvelado en su serie documental, el día de su boda con Antonio David fue "muy feliz"

Rocío y Antonio David foto 1
Rocío y Antonio David disfrutaron de su día.

La novia llevaba un look muy de moda entonces, con un vestido nupcial diseñado por Antonio Ardón, que en un principio era de cuello halter, pero que, por petición de "la más grande", terminó llevando mangas con detalles de blonda

Carrasco acompañó al vestido con un velo de tul de siete metros de largo y con un ramo de orquídeas y flores de Chipiona, adornado con la cruz de platino y diamantes de su abuela, que su madre también había llevado en sus dos bodas. Además, la joven se puso unas lentillas azules y uñas postizas en forma de garra para la ocasión.

Por otro lado, como Rocío llevaba el cabello muy corto en aquel momento, la joven tuvo que ponerse un postizo de más de medio metro de cabello en forma de trenzas y tirabuzones que caían en cascada y que habían traído de Perú, procedentes de una princesa india de una tribu autóctona.

Rocío y Antonio David foto 2
La novia llevaba un diseño de Antonio Ardón.

La joven llegó al altar de la ermita de las Cuatro Vírgenes acompañada por su padre, el fallecido boxeador Pedro Carrasco, y la ceremonia la ofició el sacerdote Jesús Haro, amigo de la familia. Después de ponerse, con algo de dificultad, los anillos diseñados por la propia novia, la pareja se dio el 'sí, quiero' y se marcharon a celebrarlo con la familia.

Bajo una enorme carpa en Yerbabuena, Rocío Jurado, Ortega Cano y Pedro Carrasco celebraron el amor de los recién casados, acompañados, por supuesto, de los más de 600 invitados, entre los que destacaban famosos como María Teresa Campos, su hija Terelu, Nieves Herrero, El Litri, Jesús Gil, Los Del Río...

Rocío y Antonio David foto 3
Ortega Cano, Rocío Jurado y Pedro Carrasco posando con los novios.

Después del banquete, Rocío Carrasco y Antonio David se dispusieron a cortar su espectacular tarta nupcial formada por varios pisos de profiteroles. A continuaciób, la fiesta se alargó hasta la madrugada, y fue cuando Ortega Cano, con gran alegría, pronunció su famosa frase: "Estamos tan a gustito".

Rocío y Antonio David foto 4
Esta fue su espectacular tarta de profiteroles.