Rocío Flores aclara la supuesta discusión con Manuel Bedmar en un bar

La hija de Antonio David ha desmentido la información del programa Socialité sobre su relación de pareja

Rocío Flores aclara la supuesta discusión con Manuel Bedmar en un bar

Rocío Flores despeja cualquier duda de crisis en su relación.

S.C.P.

Rocío Flores y Manuel Bedmar están pasando unas vacaciones de lo más entretenidas. Desde su paso por Supervivientes, la hija de Antonio David está en el centro del ojo público, por lo que cada paso que da con su pareja es de interés para la prensa rosa y sus seguidores. Tanto es así que la joven ha tenido que desmentir una información que el programa Socialité dio este fin de semana.  

Según explicaba un periodista del programa, presentado por Núria Marín para sustituir a María Patiño durante sus vacaciones, Rocío y Manuel tuvieron una “bronca, una situación muy tensa que incluso hace que Rocío ni se termine el plato y se lo pongan para llevar”.

Rocío Flores foto 1 (Socialité) copia
 

Fue un comensal anónimo el que se puso en contacto con el programa para explicar que la hija de Antonio David “se levantó muy enfadada y pidió para llevar las cosas. Luego se marchó súper enfadada”. “Al principio llegó como súper maja, súper contenta, saludaba a todo el mundo…”, explicaba el supuesto testigo y añadió que “pasó algo con el novio, ella cogió, se levantó y se fue para el coche”.

Poco después de salir del restaurante, la joven publicó un vídeo en el que aparecía, contenta, junto a su novio comiendo un helado. ¿Qué habría pasado realmente en el restaurante?

 

Rocío se defiende y aclara lo que ocurrió

Rocío Flores no se ha tomado nada bien la información que ha dado Socialité y ha decidido dar su versión sobre los hechos a través de su cuenta de Instagram. “Ya sabéis que yo no soy mucho de entrar en estas cosas, pero lo voy a explicar para despejar cualquier tipo de duda”, ha comenzado diciendo. “Eso de que ayer mi pareja y yo fuimos a comer a un restaurante y tuvimos una bronca monumental… Pues no hay nada de verdad en ese asunto”.

“Lo que pasó fue que fuimos a comer al restaurante de unos amigos míos”, ha desvelado antes de relatar que “pedimos demasiada comida, éramos dos personas y pedimos para llevar lo que sobró, básicamente porque no somos de tirar la comida”.

Seguidamente opinó que “me parece un poco patético y un poco feo que haya gente en el mundo que por salir un minuto en televisión se invente ese tipo de cosas, pero me parece todavía peor que se de veracidad a estas cosas y que se suelten así sin ton ni son, sin ver el daño gratuito que se puede hacer a alguien… Así que, aclarado queda y voy a seguir disfrutando del domingo con mi pareja”, ha dicho antes de mandar un beso.

Finalmente, Rocío ha hecho una reflexión sobre las consecuencias de ser una figura pública y, además, ha compartido unos mensajes de apoyo que le han mandado sus seguidores, que ha colocado sobre un selfie en el que aparece sonriente junto a Manuel Bedmar.