Rozalén le dedica unas emotivas palabras a su padre al mes de su repentina muerte

La cantante está pasando por un doloroso duelo

rozalen emotivas palabras padre

Rozalén tenía una relación muy especial con su padre.

S.C.P.

Rozalén está pasando por un momento muy difícil desde que perdió a su padre el pasado mes de febrero. Justo cuando se cumple un mes de su muerte, le ha dedicado unas emotivas palabras a través de sus redes sociales.

La artista está completamente rota de dolor desde que su padre falleció, ya que, tal y como ha confesado ella misma: "Siento que me han arrancado parte de la raíz del árbol que me sostiene"

La cantautora ha escrito un emotivo texto en el que ha descrito lo mal que se siente y lo mucho que echa de menos a su progenitor. "Siento que de esto no me voy a curar. Que aún me dura el golpe en el pecho y el temblor en las manos. Como si el pequeño resquicio que quedaba de mi infancia definitivamente hubiese terminado… Te has ido de golpe, en la madrugada de una noche de luna llena. Te has ido en silencio sin conocer la muerte, a la que tanto temías", son algunas de sus palabras.

Puedes leerlo completo en la bonita publicación de la cantante:

 

Rozalén recuerda los últimos días con su padre

"Ahora empatizo más con el dolor, porque me parecen ya tan crueles las leyes naturales de la vida… Se me ha helado un trocito de corazón tras el beso en tu frente fría mientras acariciaba tu cabello, como cuando era una niña", ha explicado Rozalén.

Además, ha recordado con mucho cariño y dolor los últimos momentos que pasó junto a él: "Me has regalado los cuatro últimos días de tu vida y no paran de rondarme los mensajes que me lanzabas, como si vinieras a despedirte, como si uno intuyera que está en el tiempo de descuento".

Al parecer, su padre, antes de morir, le dio algunos consejos que la cantante se ha grabado en el corazón: “Llevas diez años de trabajo maravillosos María, pero los diez próximos serán mejores aunque yo no los vea…”, “no dejes de escribir que le haces mucho bien a la gente”, “tu hermano y tú siempre unidos”, “qué especial eres al mundo”, “qué orgullo teneros como hijos”, “qué feliz he sido estos días”... Unas palabras que, seguramente, Rozalén recordará siempre.