Conoce a Tuana Llorente, la mujer que cuidó a Lucía Bosé hasta sus últimos días

Tuana Llorente fue, además de la cuidadora de Lucía Bosé, una de sus mejores amigas que la acompañó hasta el final de su vida

tuana lucia apertura

Tuana Llorente fue la mujer que cuidó de Lucía Bosé hasta sus últimos días.

M.A.

La muerte de Lucía Bosé, que tuvo lugar en momento más duro de la pandemia, fue llorada por muchísima gente. Desde sus hijos y su familia hasta sus amigos más allegados como María Zurita, Boris Izaguirre o Antonia Dell'Atte. Pero, sin duda, una de las personas más afectadas por el triste fallecimiento de la actriz italiana fue Tuana Llorente, su cuidadora y gran amiga quien, un año después, sigue rindiéndole numerosos homenajes digitales. 

Tuana Llorente vivía con Lucía Bosé en la famosa 'Casa azul' de Brieva (vivienda que la familia acaba de poner a la venta y aquí te la enseñamos por dentro) y, debido a la cantidad de tiempo que pasaba con ella, era una de las personas que mejor la conocía. Tal vez por eso Tuana fue quien dio el aviso a la familia de que Lucía no se encontraba bien durante las primeras semanas de pandemia y quien la trasladó al hospital de Segovia donde, sin compañía debido a las restricciones sanitarias, falleció.

tuana casa azul

Tuana Llorente estuvo con Lucía Bosé hasta el final.

Tuana Llorente siempre acompañó a Lucía Bosé

En un segundo plano y dos pasos por detrás de Lucía Bosé estaba Tuana Llorente, siempre pendiente de la salud y del bienestar de su jefa. Lucía Bosé era la mujer del millón de amigos, adoraba pasar tiempo con ellos y hacer pequeños viajes para visitarles... a los que siempre le acompañaba su eterna cuidadora y fiel escudera. 

tuana lucia bose catedral santiago

Lucía Bosé y Tuana Llorente en la Catedral de Santiago.

Siempre que acudían amigos a la Casa Azul de Brieva, Tuana se sumaba a la fiesta. Los amigos de Lucía también eran como familia para ella, que siempre se dejaba ver muy a gusto entre ellos. No había comida ni celebración de la matriarca del clan Bosé a la que no estuviese invitada su cuidadora. ¡La relación entre ambas era magnífica! Eso, sin duda, trasmitía mucha tranquilidad al resto de su familia, que sabían que gracias a Tuana, Lucía estaba en muy buenas manos. 

tuana lucia zurita

Lucía Bosé, Tuana Llorente y María Zurita con su pequeño Carlos.

tuana lucia

Lucía y su cuidadora, en un restaurante con amigos.

Vivieron unos años muy felices en la 'Casa Azul'

Lucía Bosé compró la 'Casa Azul' hace dos décadas, y desde el principio se trasladó allí y renegó de volver a Madrid, pese a la insisitencia de sus hijos. Ella era feliz en su pequeño refugio y, gracias a la compañía y atenciones de su cuidadora, no le faltaba de nada. 

Además de una relación laboral, era evidente lo bien que se llevaban, algo que numerosas fotos en su casa atestiguan. 

tuana lucia 2

Lucía y Tuana, en el patrio de la 'Casa Azul'.

La muerte de Lucía fue un duro golpe para Tuana, que sigue sentimentalmente vinculada a la 'Casa Azul'... incluso tras el fallecimiento de la actriz ella ha seguido subiendo imágenes de la famosa puerta ¡abierta!

Un continuo homenaje a su 'cigüeña'

La familia Bosé llamaba a Lucía cariñosamente 'cicogna' (cigüeña en italiano), ya que estos pájaros eran su animal favorito. Este cariñoso mote también lo usa actualmente Tuana en las numerosas veces que se dirige a su amiga en Instagram. 

Y es que dos décadas al lado de Lucía dan para mucho. En esta divertida y nostálgica publicación, por ejemplo, Tuana recuerda cuando acompañó a Lucía a conocer ¡al mismísimo Papa Francisco!: "Cada mañana al levantarnos, yo te decía 'Buongiorno, cicogna ¿cómo has descansado?' y enseguida escuchaba 'Bene, cigogna ¿y tú como estas?'... y así una y otra vez, pasando veinte años de días de incomparable amistad. Y fuimos a ver al Papa y te quedaste sin palabras, para luego decirme a mí, que yo había hablado más con él que tú….'Mira la segoviana como ha sabido aprovechar'", escribe Tuana junto a esta imagen.

Esta es solo una de las muchas anécdotas que han compartido Tuana y Lucía. Y es que han vivido veinte años de amistad que, sin duda, la segoviana guardará en su corazón para siempre.