Cómo hacer en casa las mejores infusiones frías para el verano

Si te gustan las infusiones y no quieres renunciar a ellas en verano, te contamos cómo hacer infusiones frías ¡que te encantarán!

infusiones frias

Te presentamos unas infusiones frías ideales para hacer en verano.

P. G. M.

En verano, las infusiones pasan a segundo plano para dar paso a zumos, refrescos y otras bebidas más adecuadas para el calor. ¡Pero eso no significa que tengas que decirles adiós por completo!

Las infusiones frías son una opción igual de buena que las tradicionales, que además de tener los mismos beneficios, te acompañarán en los días más calurosos del año para calmar la sed y detoxificarte. Además, son una forma ideal de mantenernos hidratados y evitar las bebidas procesadas.

Estas bebidas pueden ayudarte a sentirte más saciada y menos hinchada, convirtiéndose en más que una alternativa saludable para los refrescos comerciales. Hoy te vamos a hablar sobre los beneficios que tienen las infusiones frías y te enseñaremos a hacerlas tú misma.

Los beneficios de las infusiones

beneficios de las infusiones
Las infusiones pueden ayudarnos a dormir mejor, entre otros

A menudo, con el paso del tiempo comenzamos a alejarnos del café y nos decantamos más a menudo por las infusiones por sus grandes beneficios. No solo son relajantes y reconfortantes, sino que también nos pueden ayudar a mejorar nuestra digestión, combatir la retención de líquidos y a conciliar el sueño más rápido y dormir mejor.

Además, en verano tenemos más riesgo de deshidratarnos, así que es muy importante que bebamos agua regularmente. ¿Y qué mejor forma que con bebidas como éstas?

Lo mejor de todo es que tenemos una buena noticia, y es que a pesar del cambio de temperatura, las infusiones frías mantienen las propiedades que presentan en el formato caliente. Conservan los mismos beneficios de los principios activos que encontramos en los ingredientes y todo el sabor que caracteriza a estas bebidas.

En verano nos gusta cuidarnos más que de costumbre ya que las comidas se hacen mucho más pesadas que en las temporadas frías, donde es más fácil que estemos preparados para comer más. Si sientes que este es tu caso y quieres hacer tus propias infusiones, ¡sigue leyendo para saber más! 

¿Cómo hacer infusiones frías caseras?

infusiones frias en casa
Las infusiones frías son muy fáciles de hacer, ¡te encantarán!

Hay muchas formas de crear infusiones frías en casa. Algunas hierbas son capaces de infusionar en agua fría de forma natural, pero hay otras que no se diluyen ni se mezclan bien. Por eso, son varios los sitios que ofrecen productos más indicados para hacer este tipo de bebidas. Pero si quieres optar por una forma más natural y casera de crear tus propias infusiones frías, ¡te presentamos varias recomendaciones!

La forma más conocida de hacer esta bebida en casa es tan fácil como preparar una infusión como haríamos normalmente: hervimos la cantidad necesaria de agua, añadimos la infusión que deseamos y dejamos que se enfríe en la nevera. Algunas personas también se decantan por añadir la bebida a un vaso con hielo, que también es una buena opción para los más impacientes.

infusion fria con hielo
Estas bebidas te ayudarán a refrescarte y a combatir el envejecimiento

Con la llegada de las altas temperaturas, lo único que nos apetece son sabores refrescantes con toques como fruta o plantas como menta. Hay muchos tipos de infusiones y todas tienen propiedades diferentes que pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud.

Muchas de las plantas que se utilizan en este tipo de preparados son antioxidantes, por lo que al consumirlas de forma regular, podemos prevenir el envejecimiento de la piel y de nuestro cuerpo.

Además, las infusiones frías pueden aportarnos muchas vitaminas y minerales y se pueden amoldar a nuestro estilo de vida o al momento del día en el que estemos. Ya sea para acompañar las comidas o para conseguir un efecto revigorizante, son varios los tipos de infusiones que podemos hacer.

Infusiones frías con frutas

infusion de naranja
Infusión fría con naranja

Las infusiones frías con frutas son las más populares en verano. Para este tipo de recetas, solo necesitaremos nuestra fruta favorita o la que deseemos para esta bebida. Por ejemplo, la naranja, el limón, la sandía… casi cualquiera puede quedar bien.

Después de llenar con esta fruta (también puedes usar varias) una jarra o botella grande, añadiremos una infusión hervida que tenga un sabor que case bien con los ingredientes que hemos escogido, y dejaremos que la mezcla repose durante unas horas o hasta el día siguiente. Después, lo único que tenemos que hacer es colar la bebida y servirla, ya sea con o sin hielo. ¡Estará deliciosa!

Infusiones frías “detox”

infusion fria jengibre limon
Infusión fría "detox" con limón y jengibre

Si lo que buscas es limpiar tu cuerpo por dentro, hay una combinación que nunca falla, y esa es la del limón y el jengibre. Aunque de primeras no parece la combinación más deliciosa del mundo, los beneficios de esta mezcla son increíbles.

El jengibre es un ingrediente que nos ayuda a acelerar el metabolismo y a quemar calorías, por lo que es esencial en muchos zumos “detox”. ¡Pero también en infusiones frías! Prueba a hervir una gran cantidad de agua y sírvela en una jarra. Después, añade el jengibre después de retirar la piel y el limón, y deja que repose durante unas horas. Después, cuela la mezcla y sírvela con hielo y rodajas de limón.

Infusiones frías calmantes

infusion fria lavanda limon
Infusión fría relajante con lavanda

Otras infusiones en las que podemos encontrar limón es en las infusiones de plantas como la de lavanda. La lavanda es una de las plantas más conocidas por sus propiedades terapéuticas y relajantes, por lo que al infusionar este elemento con agua caliente, puede ayudarnos a calmar los nervios y el estrés.

Pero ésta no es la única planta que podemos utilizar, si lo deseamos. El hibisco, la verbena de Indias, la melisa y la menta son otras alternativas perfectas para darle un toque refrescante y lleno de sabor a nuestras infusiones frías. Solo tendrás que hervir el agua, añadir los ingredientes, y colarla unas horas más tarde. ¡Te encantará!

Infusiones frías de té y estimulantes

infusion fria te verde y lima
Infusión fría vigorizante de té verde y lima

Si estás buscando una infusión fría que además sea revigorizante, el té verde es una alternativa genial al café y otras bebidas con cafeína. Además, este tipo de té es conocido por ayudar a adelgazar y a sentir mayor saciedad.

Primero tendrás que preparar la infusión de té verde como harías normalmente, dejarla reposar en la nevera durante unas horas y servirla. Si quieres contrarrestar el sabor amargo de este tipo de bebidas sin recurrir al azúcar, ¡puedes añadir frutas como lima o limón!

 

Como ves, las opciones para hacer tus propias infusiones frías en casa son infinitas y puedes probar muchos sabores. Así, no tendrás que renunciar a los beneficios durante el verano, ¡y podrás disfrutarlas de una manera más fresquita!