Pronto
  1. Home
  2. Pronto cocina
  3. Recetas de Cocina Saludable, Tradicional y Rápida | Recetas paso a paso
  4. Sopas y cremas
  5. Cremas

Crema de apio y zanahoria

Si buscas recetas con apio y zanahoria, esta crema ligera y facilísima de preparar, te ayudará a aplacar el frío invernal

crema-de-apio-y-zanahoria

Puedes decorar tu crema con una ramita de perejil.

En el corazón de la cocina reconfortante, encontramos platos que no solo nutren el cuerpo, sino que también calientan el alma. La crema de apio y zanahoria es precisamente eso: una fusión armoniosa de sabores terrosos y notas dulces, que se unen para crear un plato suave y envolvente. Este plato, con su vibrante color naranja y su textura sedosa, promete ser un deleite tanto para la vista como para el paladar.

Esta receta es una oda a la simplicidad y al poder de los ingredientes naturales. Con cada cucharada, se despliegan los sabores sutiles y reconfortantes del apio y la zanahoria, realzados por un toque de especias que aporta profundidad y calidez al plato. Es una elección perfecta para aquellos días fríos en los que el cuerpo anhela comodidad y nutrición sin comprometer el sabor.

Además de su delicioso sabor, esta crema es un regalo para la salud, cargada de vitaminas y minerales esenciales. Es fácil de preparar, lo que la convierte en una opción ideal para una comida rápida entre semana o como una elegante entrada en cenas especiales. Cada cucharada invita a saborear los placeres simples de la vida, recordándonos que a veces, los platos más simples son los más memorables. Si estás buscando otras ideas de cremas con apio, echa un vistazo a esta deliciosa receta de crema de apio con hinojo.

Ingredientes
• 4 zanahorias (unos 300 g)
• 2 tallos de apio
• 1/2 puerro
• 1/2 cebolla
• 1/2 diente de ajo
• orégano
• aceite de oliva
• sal
• pimienta

Tiempo Total35 minutos

Preparación10 minutos

Cocción25 minutos

Cómo preparar la crema de apio y zanahoria

Pasos

  • 01.

    Raspa las zanahorias, lávalas, sécalas y despúntalas; córtalas en rodajas. Limpia el apio y el puerro y córtalos también en rodajas. Pela la cebolla y el diente de ajo y pícalos.

  • 02.

    Calienta 2 cucharadas de aceite en una cacerola, añade el ajo, la cebolla y el puerro y rehógalos 3-4 minutos a fuego medio. Incorpora el apio y la zanahoria, vierte 750 ml de agua o caldo de verduras, salpimienta y condimenta con un poco de orégano.

  • 03.

    Lleva a ebullición a fuego fuerte, bájalo cuando empiece a hervir y cocina 20 minutos.

  • 04.

    Apaga el fuego y tritura todo el contenido de la cacerola con la batidora eléctrica. Cuela la crema para quitar las posibles hebras del apio, comprueba de sal y sírvela bien caliente, decorada con una hojita de perejil.

Descubre más recetas con apio en nuestro completo catálogo de recetas.

El truco de cocina de Pronto

Imagen de 3 ajos para la receta de crema de apio y zanahoria.

El ajo es muy sano y un gran potenciador del sabor.

La sal también contribuye a aumentar la presión arterial. Así que elimínala de esta receta y atrévete a sustituirla por un poco más de ajo y pimentón, que añadirás una vez hayas rehogado las verduras.

Y es que, reducir la sal en las recetas y buscar alternativas naturales para realzar los sabores puede transformar no solo tus platos, sino también tu salud. El ajo, con su carácter distintivo y propiedades beneficiosas, ofrece una profundidad de sabor que puede compensar la falta de sal. Al combinarlo con el pimentón, se añade una dimensión de dulzura y color, enriqueciendo el plato sin necesidad de añadir sodio extra. Este enfoque no solo mejora el perfil de sabor de las comidas, sino que también contribuye a una dieta más equilibrada y saludable.

Experimentar con hierbas y especias es un arte que puede elevar la cocina casera a nuevos niveles. El pimentón, especialmente, varía desde dulce hasta ahumado, ofreciendo una versatilidad que puede adaptarse a cualquier plato. Al usarlo junto con el ajo, se crea un equilibrio perfecto entre lo picante y lo aromático, lo que permite que los sabores naturales de los ingredientes principales, como el apio y la zanahoria en esta receta, brillen verdaderamente.

Adoptar estos cambios en la cocina no solo es una cuestión de sabor, sino también de bienestar. Reducir el consumo de sal puede tener un impacto positivo significativo en la salud cardiovascular, ayudando a prevenir condiciones como la hipertensión. Al reemplazar la sal con alternativas naturales y llenas de sabor, se abre la puerta a una alimentación consciente y gratificante, donde cada bocado no solo es delicioso, sino también un paso hacia un estilo de vida más saludable.

Loading…