José Bono, protagonista de ‘Lazos de sangre’

El político y ex ministro muestra esta noche su faceta más personal en el documental de La 1 previo al debate moderado por Boris Izaguirre

José Bono ('Lazos de sangre')

José Bono, en una imagen junto a su hija Amelia, el marido de esta, Manuel Martos, y Natalia Figueroa.

Foto: TVE

C. A.

'Lazos de sangre' se adentra esta semana en la faceta más personal de José Bono, el único político que ha merecido la atención del espacio desde su estreno en 2018. El reportaje previo al debate, que modera Boris Izaguirre, se centrará en desgranar aspectos desconocidos de su infancia, marcada por las ausencias, y lo que supuso vivir en un internado.

Experiencias desconocidas del ex ministro contadas en primera persona en su residencia de Salobre (Albacete). El documental también se adentrará en su vocación religiosa, faceta pública y notoria que el reportaje desgrana con la ayuda del Padre Ángel, con el que Bono mantiene un trato muy estrecho.

Comparten anécdotas del ex presidente del Congreso de los Diputados personas conocidas de su círculo más cercano como Natalia Figueroa, al que está estrechamente ligado desde antes de la boda de su hijo Manuel Martos con Amelia Bono.

Compañeros de profesión como el ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Joaquín Leguina o Íñigo Errejón, líder de Más País, desvelarán quién está detrás de la imagen pública y cómo es el político en las distancias cortas

Sus cuatro hijos, su mayor tesoro

Lo más importante que he hecho en mi vida es tener cuatro hijos”, declara Bono en el vídeo con el adelanto del documental, que contiene, además, la réplica de Ana, Amelia, Sofía y José, sus cuatro descendientes, que comparten públicamente la relación con el albaceteño de 69 años.

A continuación, la cadena pública dará paso a la tertulia presentada por Boris Izaguirre, que contará esta semana con Ágatha Ruiz de la Prada, Ángel Antonio Herrera, Luz Sánchez Mellado, Rosa Villacastín, Euprepio Padula y Esther Esteban como tertulianos. El espacio con el que Rocío Carrasco ha regresado a la televisión experimentó una alarmante caída de audiencia en su último pase, dedicado a la saga de los Nieto, con una media de menos de un millón de espectadores.