Miguel Bosé, descontento con Jordi Évole por su última entrevista

El cantante ha hablado con un periodista de Tevecat y ha relatado cómo se sintió en el cara a cara que tuvo con el presentador en 'Lo de Évole'

miguel bose evole

El artista cuenta en la cadena de TV catalana que se sintió acorralado por Évole.

V.P.

Miguel Bosé ha dado otra entrevista tras su último cara a cara con Jordi Évole. El periodista de La Sexta quiso abordar a fondo el tema del coronavirus y dedicó un capítulo entero. La expectación creada fue bastante grande debido a la postura negacionista del cantante, que comparte con otros famosos como Victoria Abril.

Parece que Miguel Bosé sintió esta parte de la entrevista como una encerrona, y se ha podido resarcir teniendo una conversación en directo con el periodista Carlos Fuentes, amigo de Bosé, en Tevecat. El entrevistador anunciaba en redes el encuentro virtual con un significativo mensaje: "Las entrevistas entre amigos no son una batalla". 

Unos días antes, Fuentes compartía una imagen junto a Miguel Bosé en sus redes sociales en la que se lanzaba una comparativa con respecto a la entrevista de Jordi Évole. "El próximo jueves 22 nos toca a nosotros. Una charla entre amigos de verdad", escribía el comunicador de Tevecat. 
 

La entrevista comenzaba yendo al grano, y Miguel Bosé empezaba explicando que había aceptado la entrevista con Évole porque existía una admiración mutua, "pensando que el resultado de la entrevista iba a ser otro" y "más respetuoso". "Él alardea mucho de que yo soy su amigo y ya le dije, si tratas así a tus amigos, no sé cómo tratarás al resto".

Miguel Bosé admitía que a él también le interesaba hablar de la "plandemia", y que por ello estuvo de acuerdo en dividir la entrevista en dos capítulos. "No se portó bien. Creó unas encerronas incómodas con las que yo tuve que lidiar", dijo.  "Me esperaba que no hubiera tanta trampa. No es solamente lo que dices, sino lo que uno puede llegar a evitar, y cómo lo evitas". 

Además, confiesa que hubo "momentos feos" y que Jordi Évole "se delató como un tipo que tenía que defender una postura y que a lo largo de la entrevista fue perdiendo". El periodista de Tevecat le preguntaba si había sentido que esta entrevista había sido como una batalla en la que tenía que haber un ganador, a lo que Bosé respondía tajante. "Si los entrevistadores se proponen las entrevistas como batallas, empezamos mal".