Raquel Meroño: “Me encantaría volver a la tele con una serie”

Además de despertar su don para la cocina, la ganadora de “Masterchef Celebrity 5” ha descubierto en el programa que quiere recuperar su carrera interpretativa

Raquel Meroño

A pesar de que pocos la veían como ganadora cuando empezó, Raquel ha demostrado que el esfuerzo tiene su recompensa.

Redacción

De “mamá microondas” a ganadora de “MasterChef Celebrity 5”. Raquel Meroño, de 45 años, no partía desde luego como favorita para ganar este “reality”, pues jamás le gustó cocinar y empezó el “talent” culinario siendo casi invisible. Sin embargo, a mitad de concurso dice que se “empoderó” y ya fue imposible pararla. Día y noche, sin apenas descanso, estudiaba, se metía en las cocinas de los restaurantes que le abrieron sus puertas para aprender e incluso se formó con una “coach”.

El trabajo no la asusta y el esfuerzo dio sus frutos. Tanto, que llegó a la final junto con Flo y consiguió la victoria gracias a un espectacular menú. Enamorada de nuevo de la magia de la tele, la actriz y empresaria no sólo está diseñando platos para su chiringuito de Tarifa, sino que sueña con volver a protagonizar series como hacía antes de que nacieran sus gemelas, Martina y Daniela.

Ahora ellas tienen 14 años, Meroño está separada del padre de sus hijas, Santi Carbones, y siente que ha llegado la hora de retomar ese camino que un día aparcó por otros proyectos. Y lo hará con la satisfacción de saber que, si se empeña, los sueños se cumplen.

Raquel, dando las gracias a todas las personas que han ayudado a hacer realidad su victoria:

“Soy una tía fuerte, me he reinventado varias veces”

PRONTO: En el programa has recuperado la ilusión por la tele, ¿qué te gustaría hacer a partir de ahora?¿Has recibido alguna oferta?

RAQUEL MEROÑO: Bueno, algo me han comentado, pero no hay nada cerrado. A mí lo que me gustaría, a ver si sirve esto de la ley de la atracción, es hacer ficción. Por favor, ¡me encantaría volver a la tele con una serie! Ojalá llegue.

P.: Dejaste la tele para dedicarte a ser mamá, al interiorismo y a ser empresaria. ¿Te arrepientes de algo, de haber dejado el sueño de la interpretación en un momento tan álgido?

R.M.: No me arrepiento, porque si no lo hubiera hecho, quizás mis hijas no serían como son, igual no habría participado en “MasterChef”. Pero mi consejo es que nadie se desligue tanto de los sueños y de las cosas que te hacen feliz, porque al final si tú eres feliz, es mucho más probable que las cosas salgan bien. No me puedo quejar porque todas las etapas en las que me he reinventado me han ido muy bien: he sido feliz haciendo decoración de hoteles, he viajado mucho, he sacado mi propia línea de muebles, he estado en Indonesia y he quemado muchas etapas de aventura, divertidas. Pero ahora que he vuelto a la tele me he dado cuenta de que lo echaba de menos más de lo que pensaba.

Descubre más sobre Raquel Meroño esta semana en tu revista Pronto.