Anabel Pantoja saca la diva que lleva dentro para La Verbena de Sálvame

Pese a los problemas con el idioma, la colaboradora realizó con éxito su actuación

Anabel Pantoja, convertida en una diva, asume ‘La verbena de Sálvame’ con humor

El equipo de estilismo y maquillaje se inspiró en los años 20 para el look de Anabel Pantoja en La Verbena de Sálvame.

G.G.P.

Sálvame ha querido rendir un homenaje a todas las verbenas que este año, a causa de la pandemia, no podrán celebrarse, incluyendo una nueva sección en el programa titulada La verbena de Sálvame. En ella, cada uno de los colaboradores tendrá que preparar una actuación y hacer la performance en directo. La segunda en realizar el reto ha sido Anabel Pantoja, que debía interpretar la canción ‘Mambo nº5’ de Lou Bega.

El tema a interpretar, no obstante, no estaba elegido al azar. La canción era en inglés y con un agitado baile. Si bien conocíamos las aptitudes de movimiento de la colaboradora tras sus videos en la cuarentena, lo del inglés no quedaba tan claro, y es que el programa asignó una profesora nativa para ayudar a Pantoja a mejorar su pronunciación, sin mucho éxito. “Paciencing, comprending”, le decía Anabel a Sarah, la profesora de inglés. Una sesión de aprendizaje árdua en cuanto al idioma que terminó con el ánimo de la colaboradora, que se quejaba: “no voy a ganar, lo único que queríais era reír viéndome cantar en inglés” y añadía indignada: “¿me puedo negar a hacer esto?”.

Anabel Pantoja resolvió el reto con sentido del humor

Finalmente, con la actitud que la caracteriza, Anabel Pantoja asumió el reto dando una buena dosis de espectáculo pese al playback desacompasado . ¡La colaboradora lo dió todo pese a que la puntuación final la dejó empatada con Alonso Caparrós con un total de 53 puntos! La próxima en actuar será Chelo García Cortés, veremos qué tal se le da el mundo de la canción.¡Echa un vistazo al vídeo con las mejores historias de Instagram en las que podrás ver los momentazos que nos ha dejado el debut de Anabel Pantoja en ‘La verbena de Sálvame’!