Anabel Pantoja saca la cara por Isabel Pantoja y se rompe por Kiko Rivera: “No quiero perderle”

Anabel Pantoja se ha llegado incluso a plantear su papel en Sálvame Diario por no saber cómo actuar ante este conflicto familiar

Anabel Pantoja, rota, defiende a Isabel Pantoja

Anabel Pantoja ha intervenido hoy en Sálvame Diario para comentar la situación familiar de los Pantoja

G.G.P.

Anabel Pantoja es una de las personas más cercanas a Isabel Pantoja y a Kiko Rivera de las que tenemos un testimonio directo tras ‘Cantora: La Herencia Envenenada’. La sobrina de Isabel Pantoja sigue con el corazón roto y cree que “se ha roto una familia” y que “esto no tiene arreglo”.

Es indudable que las consecuencias del programa han sido tan fuertes que han removido tanto la familia de los Pantoja como la de los Rivera. Cada día es un nuevo episodio y hoy, por ejemplo, hemos vivido el reencuentro entre Kiko y sus hermanos Fran Rivera y Cayetano Rivera, que no ha dejado indiferente a nadie. Anabel Pantoja se ha mostrado muy feliz por su primo y entiende la situación en la que está, pero tras haberle escrito varios mensajes sin obtener respuesta se ha roto aclarando que “no quiero perderle”.

No obstante, el propio Kiko Rivera ha escrito a Jorge Javier Vázquez en directo para desmentir que no le haya dado respuesta a ninguno de estos mensajes, sino que le dejó un mensaje cariñoso a su prima indicando que la quiere pero que no está preparado para hablar del tema.

Anabel Pantoja y Jorge Javier Vázquez conversando en directo

Anabel Pantoja, en directo desde Gran Canaria

 

Anabel Pantoja intenta mantenerse neutral

Anabel Pantoja se ha visto obligada también a defender a su tía Isabel Pantoja, por quien ha sacado la cara como artista y con cuyo dolor empatiza muchísimo: “Veo a Kiko en redes y lo veo bien, con sus hermanos, con sus hijas, pero mi tía está allí metida dándole vueltas a la cabeza” y ha añadido que “es muy sensible como yo”. Además, ha confesado que de haber podido estar en la península mientras todo esto estallaba, “hubiera estado con Kiko pero hubiera ido a ver a mi tía y me hubiera quedado con ella”, afirmando contundentemente que “no me voy a cortar un dedo porque me duelen todos los de la mano por igual”, haciendo referencia a su posición neutral.

La sobrina de Isabel Pantoja ha confesado que cree que su tía está peor que cuando estaba en la cárcel, ya que al menos por aquel entonces tenía el apoyo de Kiko y de sus nietos. Lo único que sabe de ella es a través de su tío Agustín, con quien habla a diario para preguntarle por la tonadillera, explicando que cree que “estará destrozada”.

Sin duda, Anabel Pantoja está intentando mantenerse entre sus dos seres queridos, una posición que incluso le ha hecho plantearse su papel en Sálvame Diario como colaboradora: “He estado a punto de decir que no quería volver al programa, porque ya me dirás” y ha sido muy clara: “esto es lo peor que le ha pasado a la familia”.