Enfrentamiento entre Anabel Pantoja y Rafa Mora: se acusan mutuamente de vender a sus amigos

Las vacaciones de Lydia Lozano habrían desatado el enfrentamiento entre Anabel y Rafa

Enfrentamiento entre Anabel Pantoja y Rafa Mora: se acusan mutuamente de vender a sus amigos

Anabel Pantoja y Rafa Mora, ayer en Sálvame Diario.

G.G.P.

Las vacaciones de Lydia Lozano han traído cola y un duro enfrentamiento entre Rafa Mora y Anabel Pantoja en Sálvame Diario. Lozano estaría pasando sus vacaciones en un lujoso yate valorado en 7 millones de euros y cuyos días de navegación ascenderían a varios miles de euros extra. Las imágenes de Lydia en este glamouroso retiro fueron muy comentadas, especialmente por Anabel Pantoja, cuya relación con ella es muy buena. Pantoja comentaba que Lydia habría estado celebrando un cumpleaños, insinuando que todas sus vacaciones no se habrían ubicado en esta embarcación, sino que solamente se trataba de un día.

Anabel estaba inquieta por si este comentario podría haber molestado a Lydia, a quién había enviado un vídeo humorístico con un Tik Tok de los suyos sin respuesta. “No he querido preguntarle si sólo estuvo alli para un cumpleaños”, ha explicado Anabel, añadiendo que le parecía raro que Lozano no hubiera respondido a su mensaje: “Siempre hacemos coñas y no sé si se ha molestado por contar que iba a estar en un cumpleaños”, explicaba la colaboradora.

Acto seguido, Rafa Mora la acusaba de haber “desmontado la paradita” de las lujosas vacaciones de Lydia Lozano. “Has insinuado que subió, hizo el Tik Tok y la han bajado del barco”, le espetó Mora haciendo burla y acusando a Anabel de haber vendido a su amiga.

Anabel Pantoja contraataca en el enfrentamiento con Rafa Mora

Estos comentarios hacían desatar la furia de Anabel Pantoja, que rechazaba responder en el mismo tono para no amargarse el último día de trabajo después de otras minivacaciones. No obstante, no podía resistirse a contraatacar: “Lo que vendo es por Wallapop, no vendo a nadie y menos a mis amigos, tú sí”, acusaba a Rafa.

Ambos se enzarzaron en una fuerte discusión en la que Kiko Hernández dedujo que, como Rafa Mora y Kiko Rivera -primo de Anabel Pantoja- son buenos amigos, la colaboradora podía estar refiriéndose a que el amigo al que había vendido, precisamente, era él. No obstante Anabel lo negaba escapando del enfado de Rafa Mora, que la desafiaba: “Le doy 100.000€ si me demuestras que he vendido a un amigo”. Finalmente, Anabel Pantoja terminaba por decirle que se refería a que había contado informaciones de amigos suyos y a que solía destapar a las personas que se encontraba en los reservados de ciertas discotecas, añadiendo contundente: “¡Hay que ser muy sucio!”.